Frases desordenadas...

Espacio para compartir frases y citas de libros que te han llamado la atención.
Escribelas en un comentario en el espacio al final de la página...

131 comentarios:

  1. LOS REFUGIOS DE PIEDRA:
    "Tener demasiado no proporciona más felicidad que no tener suficiente."

    ResponderEliminar
  2. LOS REFUGIOS DE PIEDRA:

    -”El dolor forma parte de la vida, y no es posible eludirlo.”

    ResponderEliminar
  3. 060813
    1. No nos damos cuenta de la fortuna que tenemos hasta que perdemos cosas importantes que creemos que nunca vamos a perder.
    2. La grandeza de ideales suela desaparecer con el acné de la adolescencia.
    3. No ser capaz de compartir el amor es condenarse a estar siempre solo.
    4. La violencia es una flor maldita que requiere ser regada con sangre.
    5. Es más difícil administrar los silencios que las palabras.
    6. Sólo una especie administra el destino de todas las demás.
    7. La razón siempre ha existido, pero no siempre en una forma razonable. Karl Marx.
    8. Si nadie te ve demasiado, nadie puede hacerte demasiado daño.
    9. Cuando tienes interés por algo, encuentras el tiempo.
    10. No es más rico quien más tiene sino quien menos necesita.
    11. Una alegría compartida se transforma en doble alegría, una pena compartida en media pena. Proverbio sueco.

    ResponderEliminar
  4. MARTES CON MI VIEJO PROFESOR.
    -Todos tenemos el mismo principio, el nacimiento.
    -Al principio de la vida, necesitamos de los demás para sobrevivir. Al final de la vida, necesitamos de los demás para sobrevivir. Entre las dos cosas, también necesitamos de los demás.
    -Si quieres tener la experiencia de ser completamente responsable de otro ser humano, entonces debes tener hijos.
    -El amor es cuando te preocupas tanto por la situación de otra persona como por la tuya propia.
    -El amor es lo que te hace seguir vivo, aun después de que te hayas ido.
    -Todo el mundo sabe que se va a morir pero nadie se lo cree.
    -En la muerte, no abandones demasiado pronto, pero no te aferres demasiado tiempo.
    -Todos tenemos el mismo final, la muerte.

    ResponderEliminar
  5. 070221
    1. La Historia nace a menudo de iniciativas que: desafían el camino establecido, de personas que se aventuran en la otra dirección.
    2. El que no aguanta molestias en este mundo, no debe de haber nacido en él.
    3. Pon todo lo que eres en lo mínimo que hagas. Pessoa.
    4. La mayor parte de los fracasos nos viene de querer adelantar la hora de los éxitos. Amado Nervo.
    5. La Patria, el honor, la libertad; de eso nada. El Universo gira alrededor de un par de nalgas. Sartre.
    6. Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo y acabarás lográndolo. Ludwing van Beethoven.
    7. Estar enamorado significa nadar juntos en la misma dirección.
    8. La inteligencia es la capacidad de lograr estar bien con nosotros mismos, con los demás y con la realidad de la que todos formamos parte.
    9. La inteligencia es la capacidad de sentirse en paz frente a la adversidad.
    10. Nunca pienso en el futuro. Viene demasiado pronto. Albert Einstein.
    11. El paso del tiempo es inexorable y lo importante es verlo pasar.
    12. Todo se debilita a medida que se envejece, menos la amistad que es más fuerte cuando más vieja.

    ResponderEliminar
  6. 070228
    1. La vida viene y no la puedes rechazar; se te va y no la puedes detener.
    2. Nunca discutas con un imbécil. Te hará descender a su nivel y allí te ganará por experiencia.
    3. No me preocupa el grito de los violentos. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos. Martín Luther King.
    4. La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces. Proverbio.
    5. Subir los picos es una forma de probarse a sí mismo.
    6. Quiso ser un punto y seguido y terminó siendo un paréntesis.
    7. Nadie cambia de opinión por una discusión.
    8. Hay que ceder en lo accesorio para no ceder en lo esencial.
    9. Búscate una vida verdadera.
    10. Cuando topes con una bifurcación en el camino, ¡tómala¡
    11. Aun cuando ganes una carrera de ratas, no dejas de ser una rata.

    ResponderEliminar
  7. 070303
    1. Aquellos que no dediquen un poco de tiempo a su salud a diario, un día deberán de sacrificar mucho tiempo a la carencia de la misma. Sebastián Kneipp.
    2. Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones. Séneca.
    3. No hables a menos que puedas mejorar el silencio. Borges.
    4. Buscamos afanosamente la felicidad sin darnos cuenta que la tenemos dentro de nosotros mismos.
    5. Tal vez no estemos programados para mantener el impulso vital durante tanto tiempo.
    6. Son las formas simples las que proporcionan las emociones fuertes.
    7. Tenemos que hacerlo todo en poco tiempo, hay mucho que ver y oír, aunque escuchemos poco.
    8. No mires donde te has caído, mira donde te has resbalado. Dicho africano.
    9. Es más fácil perdonar agravios que clausurar cuentas pendientes.
    10. Nadie es más que nadie, solo que unos, hacen más que otros.

    ResponderEliminar
  8. 070418
    1. La vida no consiste en tener buenas cartas, sino en jugar bien las que uno tiene. Samuel Butler.
    2. El hombre del campo practica la sabiduría del silencio.
    3. Lo único a lo que debemos de tener miedo es al miedo. Franklin Delano Roosevelt.
    4. Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras.
    5. Vivimos con las gentes, no vivimos de las gentes.
    6. Cada sombrero sirve sólo para quien lo compra, cada camino sirve sólo para quien lo recorre.
    7. Es más difícil educar a un niño que pilotar un avión transatlántico.
    8. La pereza es consustancial al hombre, forma parte de su sistema adaptativo y resulta beneficiosa.
    9. Cuando te desengañas, ya no te puedes volver a engañar.
    10. El exceso de sinceridad puede ser un desastre en ciertos momentos.

    ResponderEliminar
  9. 070529
    1. Cualquiera encuentra tiempo, para dedicarse a lo que realmente siente en su corazón.
    2. Los puentes se cruzan al llegar a ellos. Proverbio chino.
    3. Si es muy urgente, déjalo para mañana.
    4. Comprender significa ser capaz de hacer. W. Goethe.
    5. Esperemos el día de mañana con Alegría y vivamos el hoy con Plenitud.
    6. La única cosa que une a los seres humanos, es que en el fondo todos creemos que somos buenos conductores.
    7. Nunca encontrará a nadie que le pueda dar una razón de por qué tenemos el horario de verano.
    8. No hay serenidad personal que no esté basada en un equilibrio químico.
    9. No hay nada como pervertir el significado de las palabras.
    10. Cuanto mayor es el esfuerzo para hacerse con algo, más se aprecia.
    11. Es más complicado predecir el veredicto del juez que acertar la primitiva.

    ResponderEliminar
  10. MAÑANA,2012.
    - Quien controle la puerta que divide a los vivos y los muertos, dominará el mundo.
    - Cuando a uno le llega la hora, no hay nada que pueda hacerse.
    - Los asuntos nunca están tan claros como aparentan. Napoleón Bonaparte.
    - Algunas veces no es el camino lo que cuenta, sino el sentir que avanzas.
    - La paja arde si la acercas al fuego.
    - Somos responsables de lo que hacemos y no de lo que pensamos.
    - Cuando el destino entra en juego, poco puede hacer la razón.
    - Para los perdedores, las dificultades suponen problemas; para los vencedores desafíos.
    - A veces se llora por tristeza. O por miedo. O por impotencia. Pero más a menudo se llora de rabia.

    ResponderEliminar
  11. 070517
    1. Dejaremos de ser el problema para ser parte de la solución.
    2. Saber que somos mortales es el mejor regalo que nos ha hecho Dios.
    3. El miserable mundo yace hoy bajo la tiranía de la estupidez.
    4. El verdadero amor va más allá de todo obstáculo.
    5. El socialismo fracasa cuando se le acaba el dinero ….. de los demás. Margaret Thatcher.
    6. Cuando un gran dolor irrumpa en tu interior, no opongas resistencia. Acógelo. Escúchalo. Se acabará marchando.
    7. Las deudas deben saldarse, y la cuenta tarde o temprano, acaba llegando siempre.
    8. No dejes que la verdad te estropee una buena noticia.
    9. Envejecer no es una enfermedad, es un proceso natural, dinámico y progresivo.
    10. El fracaso es la prueba que antecede al éxito.
    11. El sudor de hoy alejará las lágrimas de mañana.
    12. El pasado no se puede borrar.

    ResponderEliminar
  12. 070527
    1. No tomes decisiones estando enojado ni hagas promesas estando feliz.
    2. El mundo morirá de un gran bostezo.
    3. Los años enseñan muchas cosas que los días desconocen. R. W. Emerson.
    4. El tiempo no espera por nada ni por nadie.
    5. El vino que se bebe con medida, jamás fue causa de daño alguno. Miguel de Cervantes.
    6. Si bien la penicilina cura a los hombres, el vino los hace felices. Alejandro Dumas,
    7. Lo que hoy es tu meta, mañana será tu salida.
    8. No hay nada más peligroso que un tonto con poder.
    9. La juventud es maravillosa y estúpida, porque carece de experiencia.
    10. Prefiero equivocarme con los demás que acertar solo.
    11. El futuro existe sólo cuando existe el pasado.
    12. Las mujeres que buscan ser iguales a los hombres carecen de ambición. Timothy Leary.

    ResponderEliminar
  13. LAS COSAS QUE NO NOS DIJIMOS.
    - Cuanto más pasan los años más creo en Dios.
    - El futuro es un lujo que no podemos permitirnos.
    - Uno avanza a duras penas en la vida cuando no sabe de dónde viene.
    - Como no ceder a la impaciencia cuando te obligan a estar de pie durante horas, cargado con el peso de los años.
    - ¡Los viajes que uno hace de joven lo marcan para toda la vida!
    - Hasta cierta edad uno se lía la manta a la cabeza por amor a otra persona.
    - Nadie necesita corrientes de aire en su vida amorosa.
    - La memoria es una artista extraña, redibuja los colores de la vida y solo conserva los trozos más hermosos.
    - Un día superarás la impresión de amargor que te impide apreciar el sabor de las cosas.
    - ¡Quién miente una vez no miente una sola!
    - Los padres y los hijos tardan a veces años en conocerse.
    - Uno puede echarle la culpa a su infancia de todos los males que padece, pero a fin de cuentas es responsable de su propia existencia.

    ResponderEliminar
  14. 070504
    1. La historia es mejor vivirla que leerla.
    2. El hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde.
    3. No hay recuerdo que el tiempo no borre.
    4. No se es viejo por vivir de proyectos y si de recuerdos.
    5. Antes de producirse la aparición de arrugas, las facultades mentales se atrofian y el cerebro se seca. Miguel de Cervantes.
    6. Para trascender por la vida hay que hacer cosas dignas de ser escritas o escribir cosas dignas de ser leídas.
    7. La vida es un surco abierto donde se siembra lo que se quiere cosechar.
    8. Lo que hace fuerte a la gente es saber guardar un secreto.
    9. La ignorancia es el límite de la libertad.
    10. La vida es un don prestado que ayuda a aceptar, con serenidad, las limitaciones que la edad va imponiendo.
    11. La felicidad no es posible sin el amor. Enrique Rojas.
    12. La vida no es esperar a que la tormenta pase. La vida es aprender a bailar bajo la lluvia.

    ResponderEliminar
  15. CÍRCULO PLATÓNICO
    El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar.
    Algunos arquitectos no saben lo que es hacer vida en la cocina.
    Los monarcas intentan aparentar ser jóvenes, pero sus cuerpos ya no funcionan correctamente.
    La amistad más dulce es la que se basa en la comunidad de costumbres.
    Hay que disfrutar de una mala salud de hierro, sin previsión de mejoría a corto plazo.
    Haz lo contrario de lo que tu rival espere de ti.

    ResponderEliminar
  16. EL SABOR DE LAS PEPITAS DE MANZANA.
    - Las notas que tomaba para no olvidar, correspondían a aquello que no era necesario recordar.
    - Si había un sistema aleatorio, el azar deja de ser azaroso y se volvía, al menos previsible.
    - Cuando se pierde la memoria, el tiempo pasa, al principio demasiado aprisa y, después, no pasa en absoluto.
    - La manzana no cae lejos del tronco.
    - El olvido compartido es un vínculo tan fuerte como los recuerdos comunes.
    - No tortures jamás a un animal por diversión pues él siente el dolor como tú y como yo.
    - Despreciaba a la gente que se engrandecía a costa de empequeñecer a los demás.
    - El olvido no solo es una forma de recuerdo, sino que el recuerdo es una forma de olvido.
    - Dejé de leer libros que me interesaban, para conformarme con los que ya nadie leía.
    - La verdad está estrechamente emparentada con el olvido.
    - Quien olvida el tiempo deja de envejecer.
    - El tiempo, solo cura todas las heridas si se alía con el olvido.
    - Quien es invulnerable a la espiritualidad es también invulnerable a la curación.

    ResponderEliminar
  17. EL BUSCADOR DE SUEÑOS.

    - Si creéis en las fuerzas de la naturaleza, os haréis fuertes como un árbol.
    - Mayo siempre encierra algo de incertidumbre; llueve a menudo y las noches son frías.
    - El tiempo, recubre a los seres humanos de una ligera envoltura, pero deja traslucir las huellas de la edad.
    - Sigue el hilo blanco de la vida: te conducirá al territorio de los sueños.
    - La costumbre de vivir nunca nos prepara para abandonar esta tierra con serenidad.
    - Cuando el corazón de un hombre se aleja de la naturaleza, se vuelve árido como un terreno al que le falta agua.
    - Todos los elementos de la vida son redondos.
    - La vida debe estar marcada por el desafío que ve el hombre siempre dispuesto a pasar de una estrella a otra.
    - El bosque representa, el intrincado ovillo de los pensamientos jamás expresados, todo aquello que nos impide ser espontáneo.
    - El hombre envejece pero no madura y arrastra tras de sí el fardo de los errores causados por su arrogancia.
    - No te aflijas antes de tiempo porque nadie sabe cuando le llegará la hora. Además empezamos a morir en el mismo momento de nacer.
    - Lo que nos obsesiona no es tanto el miedo a la vida como el temor de que nadie haya advertido nuestra presencia.
    - La humanidad está gravemente enferma de egoísmo y de ansias de poder.

    ResponderEliminar
  18. CONTRA EL VIENTO.
    - Hay seres tan envenenados que detestan a quien irradian fortaleza y contento y, en lugar de alejarse de ellos, los cazan y los sepultan bajo toneladas de tierra.
    - Es mentira todo lo que cuentan: nuestros actos no tienen consecuencia. Creamos familias, construimos casas, levantamos negocios y todo se desmorona en un instante, sin que podamos hacer nada por retenerlo.
    - En el libro de la vida de los pobres está escrito que no tienen acceso a la sabiduría.
    - Quería que su existencia tuviese algún valor, que alguien pudiera echarla de menos cuando ya no estuviese, y sintiera el peso de su ausencia.
    - Nuestra existencia depende en gran medida de la suerte.

    ResponderEliminar
  19. TODO ESTÁ PERDONADO
    No hay peor aviso que sangrar sin que te duela nada.
    Nunca hay que abandonar un vicio: uno se queda demasiado solo.
    Es el sufrimiento de otro lo que hace posible cualquier fortuna.
    Nunca hay que poner todos los huevos en la misma cesta.
    Que nos aspen si sabemos cuándo empezamos a dejar de querer o a mirar con más atención.
    Equivocarse en la dirección correcta, es mejor que acertar en la dirección equivocada.
    En la vida, solo te puedes descartar una vez y tiene que ser antes de los cuarenta años.
    Cada uno tiene lo que necesita para justificar su modo de vida.
    El mundo caerá por su propio peso, sin que haga falta hacer nada.
    En cantidad suficiente el dinero es capaz de comprar el buen gusto.

    ResponderEliminar
  20. EL OJO AJENO.
    - Las mentes simples, hacen preguntas sencillas, pero a veces no hay respuestas sencillas.
    - En la vida de todo el mundo hay momentos en que la letra de los boleros parece encerrar un mensaje íntimo.
    - La inconformidad permanente es una partícula intrínseca en la idiosincrasia del asalariado español.
    - Cuando estábamos en el colegio, los buenos ganaban siempre, los villanos caían en manos de la justicia, la Bruja se asaba viva en el horno y las hermanas de Cenicienta se quedaban con tres palmos de narices. En la vida real, Cenicienta hubiera terminado de prostituta; la Bruja si la pillaba la policía, se libraría alegando enajenación mental transitoria.
    - El hombre ha sido concebido en el pecado, ha nacido en la corrupción y pasa del mal olor de los pañales al hedor del sudario.
    - Después de mancharse tanto las manos de sangre, retroceder resulta más tedioso que avanzar.

    ResponderEliminar
  21. EL TEMBLOR DEL HÉROE
    - Un inactual es un personaje que tuvo relevancia cultural, educativa o política y que la ha perdido un poco ya.
    - A los sesenta y cinco se empieza a sentir miedo, a no ser capaz de seguir haciendo igual, lo que lleva uno haciendo toda la vida.
    - Cualquier camino que se elija excluye otros igualmente sugestivos.
    - Uno elige un objeto en función de su imposibilidad de elegir otro objeto cualquiera.
    - Quien no espera lo inesperado no lo reconocerá cuando llegue.

    ResponderEliminar
  22. ARTICUENTOS COMPLETOS.

    - Lo peor de la gripe no es lo que te da cuando viene, sino lo que te quita cuando se va.
    - La verdadera sabiduría consiste en ver sin mirar, sentir sin tocar y paladear sin masticar.
    - Para una madre invisible, tiene que ser tan duro parir un hijo visible como para una visible uno invisible.
    - El mundo está lleno de gente que odia su manera de ganarse la vida.
    - No hay tarea lo suficientemente absurda si se realiza con amor.
    - Todo se puede pensar, pero no todo se puede hacer.
    - El gusto por la desproporción forma parte de nuestra naturaleza.
    - Cuando no seas capaz de averiguar quién eres, estarás en el extranjero sin haber salido de tu cuerpo.
    - No estoy seguro de que acabemos sabiendo quiénes somos, pero al menos vamos averiguando a quiénes no nos queremos parecer.
    - Si es verdad que tenemos el formato de de lo que vemos, no hemos crecido mucho.
    - No hay inteligencia mayor que la de los que parecen listos siendo tontos.
    - El hombre es un ser tosco, lleno de estructuras óseas que envejecen fatal y de glándulas que no dan más que problemas.

    ResponderEliminar
  23. LA ELEGANCIA DEL ERIZO.
    - De vez en cuando los adultos se toman el tiempo de sentarse a contemplar el desastre de sus vidas.
    - La gente cree ansiar y perseguir estrellas, pero termina como peces de colores en una pecera.
    - Hay que esforzarse mucho por parecer más tonto de lo que se es.
    - Los hombres viven en un mundo donde lo que tiene poder son las palabras y no los actos.
    - Un adolescente que juega a dárselas de adulto no deja de ser un adolescente.
    - Una madre que quiere a sus hijos siempre sabe cuando sufren.
    - En las calles del infierno, bajo el diluvio, sin aliento y con el corazón en los labios, una tenue luz: son camelias.

    ResponderEliminar
  24. RAPSODIA GOURMET.
    Quien no ha sentido nunca el embriagador perfume del poder no puede imaginar la repentina oleada de adrenalina que irradia todo el cuerpo, cuando ya no hay que combatir sino sólo gozar de lo que se ha conquistado.
    La gente piensa que los niños no saben nada. Uno se pregunta si los mayores fueron niños alguna vez.
    Todo hombre es, amo y señor en su castillo. El más sencillo de los hombres, posee el genio que le dará su hora de gloria.

    ResponderEliminar
  25. EL VIENTO DE LA LUNA.
    - No hay ningún adulto cuya figura no proyecte hacia atrás la sombra perpetua de lo que hizo o de lo que le sucedió en otro tiempo.
    - El mundo no lo vemos tal como es, sino de acuerdo con las percepciones de nuestros sentidos.
    - Debería uno de conservar el recuerdo de la última vez que caminó de la mano de su padre.
    - El que no tiene nada más que sus manos no saca nada en limpio por mucho que trabaje.

    ResponderEliminar
  26. Abelardo:
    Especialmente me emociona esta:

    " Debería uno de conservar el recuerdo de la última vez que caminó de la mano de su padre" y , me ha puesto en contacto con el mío, que este verano hace cuatro que se me fue

    Un abrazo , querido amigo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOLA Merce:
      No puedo creer que hayas escrito el 29 de agosto y que hoy sea 14 de septiembre (día de las fiestas del Cristo de La Laguna). Veo que se nos va la vida más rápido de lo que uno se piensa.Un fuerte abrazo. Abelardo.

      Eliminar
  27. EL INVIERNO EN LISBOA.
    -Se marchó con el sigilo de esos seres que sobrellevan con melancolía el don de la invisibilidad.
    -Uno llega a los sitios cuando ya no le importan.
    -Una ciudad se olvida más rápido que un rostro.
    -Hay ciudades a las que se vuelve siempre igual que hay otras en la que todo termina.
    -Nada une más a dos hombres que haber amado a la misma mujer, y haberla perdido.
    -No me contestes si no quieres. Pero si lo haces prométeme que me dirás la verdad.
    -La juventud lo ignora todo y quiere saltar por encima de todo.

    ResponderEliminar
  28. EL MUNDO
    - El que ha tenido frío de pequeño, tendrá frío el resto de su vida, porque el frío de la infancia no se va nunca.
    - Las bocas de los adultos dicen cosas que sus ojos desmienten.
    - Con frecuencia, el enemigo de clase es tu compañero de pupitre.
    - Estamos preparados para la muerte de los padres, pero no para la de los hijos.
    - No es lo mismo no haber tenido hijos que haberlos tenido y perdido.

    ResponderEliminar
  29. MISIÓN OLVIDO.
    - El más tenaz para lo que le interesaba, el más insensible ante las complicaciones.
    - Por primera vez fui consciente de lo frágiles que son en realidad las cosas que creemos permanentes, de la facilidad con lo que lo estable se resquebraja y las realidades pueden volatilizarse con un soplo de aire que entra por la ventana.
    - La solución pasaba por llenar la vida con otros afectos en vez de seguir lamentando los perdidos.
    - Nadie dijo nunca que el pasado no tuviera sombras.
    - Regla de oro para cualquier buen profesor: dejar los asuntos personales en el pasillo.
    - Como suele pasar, los planes de los progenitores acaban circulando por un lado y los intereses del hijo por otro.
    - Hay un tipo de personas que, de tanto ir y venir por la vida, son capaces de sentirse a gusto en todas partes.
    - Es sano desatascar las cañerías de la memoria y terminar de hacer las paces con todo lo que quedó atrás.
    - A veces las cosas toman un ritmo inesperado, los planes se tuercen.
    - Por muy intelectuales o muy espirituales que pretendamos ser, siempre acabamos enredados con asuntos de dinero.
    - Ante las jugadas que el destino nos pone por delante, no se puede aplicar la razón.
    - A las cosas hay que darles el final que necesitan aunque resulte desolador, para que todo termine curándose sin dejar cicatrices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. " Hay un tipo de personas que, de tanto ir y venir por la vida, son capaces de sentirse a gusto en todas partes "

      Esta me gusta mucho, Abelardo. Es verdad! y se nota cuando una persona está agusto dentro de la piel que habita y se adapta a diferentes realidades...que no significa lo mismo que "acomoda" o "resigna". Adaptarse en el sentido de saber estar en diferentes contextos... Bonita la frase. Gracias, Abe por compartirla con nosotros .

      Merce

      Eliminar
  30. EL BAILE DE LA VICTORIA
    - Ni al gusano le gusta que lo aplasten.
    - Cuando se sale de la cárcel, un tabaco es lo más cercano a un amigo que se puede encontrar.
    - Los maestros están para enseñarte, y si no lo logran, el fracaso es de ellos y no tuyo.
    - No hay plan por genial que sea que no te lleve a la cárcel.
    - Siempre es bueno tener a alguien que llegado el momento te mate.
    - La imaginación no sabría tantas y tan diversas contradicciones, como existen naturalmente en el corazón de cada uno.
    - No sabía cómo ni por qué había caído en el vértigo de esa historia ajena, teniendo, una tan propia.
    - Es una pregunta que uno contesta al fin de la vida no cuando se tiene diecisiete años.
    - Como estamos siempre viviendo en lo pequeño, no alcanzamos a darnos cuenta de qué parte de lo grande, es lo pequeño que hacemos.

    ResponderEliminar
  31. "Siempre es bueno tener a alguien que llegado el momento te mate"

    Fuerte la frasecita eh ? Pero cuando la vida se vuelve insoportable o hay una situación extrema... a veces ayudar a morir es una acto de humanidad. Ya sé que dicho así, suena duro pero...

    Merce

    ResponderEliminar
  32. HASTA SIEMPRE, MUJERCITAS
    - Toda vida ajena es más valiosa y esforzada que la propia.
    - Lo que marca la diferencia entre nosotras y nuestras hijas y cualquier generación venidera es que ellas, a pesar de la globalización, nunca fueron dueñas del mundo.
    - Las imágenes no se borran a voluntad, si así fuese, las memorias serian siempre color de rosa.
    - El mundo se acota cuando llega a todos los confines y no encuentras el secreto.
    - El matrimonio es un hábito, y romper los hábitos nunca es fácil.
    - El estudio y el goce de la literatura no necesariamente arrastra a una persona a la creación literaria.
    - El único enfermo que se alivia es el que conoce la enfermedad.
    - En las historias honestas nunca pasan grandes cosas.
    - La mujer más feliz guarda un espacio de rencor dentro al descubrir que el mundo no la esperaba.
    - No hay nada que haga menos atractiva la sexualidad que la necesidad sexual.
    - La felicidad deja muy tenues huellas, son los días negros los que quedan prolijamente documentados y nos mortifican de un modo duradero.
    - La capacidad para soportar un golpe duro depende sólo de la felicidad que tengas acumulada.
    - El aburrimiento se engendra lentamente y cae encima de la cabeza, para ser reconocido de la noche a la mañana.
    - Para la sanidad mental de una mujer ésta debe, tener un marido y un par de hijos.
    - El único síntoma demostrativo de que un ser humano ha superado el pasado es que deje de doler.
    - La naturaleza humana no es blanca y negra, sino negra y gris.
    - En la vida de todos existen algunas cosas a las que debemos renunciar, y es importante distinguirlas.
    - La vida no hacía más que demostrarle lo difícil que era para una mujer soltera adquirir respeto social.
    - Es tiempo de que las mujeres se enteren de que no nos enamoramos de ellas por las razones que ellas creen.
    - Que maravillosas pueden resultar las veinticuatro horas de un día cuando se utilizan.
    - En un cierto punto de la vida el azar ya no juega papeles mayores.

    ResponderEliminar
  33. LA HERMANDAD DE LA BUENA SUERTE.
    - La dignidad humana es la expresión moral, de nuestro andar con la cabeza muy alta.
    - Los sueños son una congestión de la imaginación, sobrecargada por las palabras no dichas, los actos no realizados, los afectos de odio o de amor que nunca expresaremos.
    - Quien pretende la felicidad suelen fracasar, pero los que se esfuerzan en estropear su vida se salen siempre con la suya.
    - El verdadero apasionamiento no es fruto hormonal de la juventud, sino que llega con los años y los desengaños.
    - La muerte, lejos de ser un enigma o un misterio, es la evidencia científica por excelencia.
    - Acepta el llanto como una forma de expulsar del cuerpo los malos humores melancólicos.
    - ¡Las ganas de perdición son lo último que se pierde!
    - No abandonamos los vicios por virtud, sino porque ya no podemos costeárnoslos con la salud que nos queda.
    - Quien es abandonado para una cosa, pronto lo será para las demás.
    - Lo que de veras cuenta no es resultar un triunfador, sino no ser un inútil, porque lo primero depende de las circunstancias pero lo segundo de nuestra propia fibra.
    - Todo lo que puede empeorar no suele renunciar a hacerlo.
    - En el mejor de los casos se puede gobernar sin crímenes, pero jamás sin injusticias.
    - Cuando uno deja de ver la propia sombra es señal de que su materialidad se ha depurado definitivamente y ya es imperecedero.

    ResponderEliminar
  34. EL SUEÑO DEL CELTA.
    - Cuando las cosas no tenían marcha atrás, no valía la pena perder el tiempo preguntándose si hubiera sido preferible que no ocurrieran.
    - Si había una sola palabra que fuera la raíz de todas las cosas horribles que ocurrían en el Congo, esa palabra era codicia. Codicia del oro negro que, albergaban los bosques congoleses.
    - Nada se puede excluir en el mundo de la política. No es la más limpia de las actividades humanas.
    - Siento mucho la muerte de su hijo. Me imagino que no hay dolor más terrible en la vida.
    - Esas gentes que se inmolan por la verdad o la injusticia a menudo hacen más daño del que quieren remediar.
    - El patriotismo es el último refugio de los canallas.
    - La maldad la llevamos en el alma. No nos libramos de ella fácilmente. La maldad que nos emponzoña está en todas partes donde hay seres humanos, con las raíces bien hundidas en nuestros corazones.
    - Esperar es seguir muriendo muchas veces, cada día, cada hora, cada minuto.
    - La verdadera razón de la presencia de los europeos en el África, era explotarlos con una codicia que no conocía límites para el abuso y la crueldad.
    - <>. <>.
    - Es útil que el hombre sufra de cuando en cuando penas y adversidades, porque eso le recordaba su condición: estaba << desterrado en esta tierra>>.
    - No me importa vivir un solo día y una noche, si mis hazañas son recordadas para siempre.
    - La política, como todo lo que se vincula al poder, saca a veces a la luz lo mejor del ser humano - el idealismo, el heroísmo, el sacrificio, la generosidad - pero también, lo peor, -la crueldad, la envidia, el resentimiento, la soberbia-.

    ResponderEliminar
  35. Una muy buena selección de frases, Abelardo
    Un abrazo
    Merce

    ResponderEliminar
  36. HELENA O EL MAR DEL VERANO.
    - Por la tarde la playa estaba llena de sol color naranja y había nubes blancas y olía a tortilla de patatas.
    - ¡Qué gusto daba estar entre los hombres, oyendo hablar tan pausado, tan seguros, riéndose solamente de las cosas que verdaderamente tenían gracia, sin saltar tontamente de una cosa a otra como los chiquillos ni ponerse a gritar todos a la vez y a decir bobadas como las mujeres!
    - Astutísimamente me ha mordido en el hombro y rapidísimamente ha aprovechado mi dolor para huir.

    ResponderEliminar
  37. EN TIEMPO DE PRODIGIOS
    - La vida está llena de personas que no creen en nada.
    - Sabemos que el tiempo se agota y hay que buscar hasta debajo de las piedras algún motivo para seguir viviendo.
    - Enfadarse con un viejo es como enfadarse con un niño pequeño: una crueldad y una pérdida de tiempo.
    - La vejez es más fácil si uno no tiene que hacer números para llegar a fin de mes.
    - Saber que quienes nos rodean ignoran nuestros secretos nos proporciona una rara sensación de seguridad.
    - Frente al dolor siempre estamos solos, y es necesario aprender a administrar esa sensación.
    - Uno de los más raros momentos de la infancia en aquel en el que descubres que tus padres te mienten. La nostalgia es aceptable desde el punto de vista poético, pero inadmisible si va a poner obstáculos a nuestra evolución personal. Nadie tiene derecho a descubrir algo más que aquello que cada uno desea mostrar.
    - Aquel que sabe estar solo tiene más facilidad para apreciar la buena compañía, y el que no se encuentra a gusto consigo mismo difícilmente estará bien con los demás.
    - El que no sabe prescindir de los placeres es tan imbécil como el que se muestra incapaz de valorarlos. El dolor es un lugar de tránsito donde a veces no queda más remedio que detenerse antes de seguir el viaje.
    - El dolor es parte de un largo proceso de crecimiento al que casi todo el mundo debe enfrentarse en alguna ocasión.
    - La convivencia diaria con la alegría es el mejor regalo que puede recibir un niño. Los buenos recuerdos son una especie de tabla de náufrago a la que agarrarnos en los peores momentos.
    - La verdad, por mala que sea, siempre es mejor que hacerse preguntas que no puede contestar nadie.
    - Si el final no es bueno, la historia no vale la pena.

    ResponderEliminar
  38. EN MARES SALVAJES.
    - ¿Por qué el hombre se empeña, en ir más allá de la nada?
    - Los países necesitan más a los hombres de negocios que a los políticos, porque los políticos no saben crear riqueza ni administrarla.
    - Un blanco es siempre un blanco no importa el lugar donde haya nacido.
    - El gran peligro del Ártico no es el frio sino el aburrimiento.
    - No hay naturaleza más inclemente para los seres humanos que las de las regiones polares.
    - Los seres humanos sólo tenemos interés cuando nos convertimos en seres trágicos.
    - La lengua es una noción más amplia de cómo se la suele encasillar. Situaciones, gestos, colores, y formas son también lengua.
    - Murieron porque se trajeron con ellos su ambiente y su mundo; no estaban preparados ni quisieron aprender como adaptarse a otro.
    - Amundsen: los esquimales que habían vivido absolutamente aislados de cualquier clase de civilización, eran los más felices, los más saludables y los más honorables de todos.
    - Pronto estaremos solos, sin otra cosa que destruir excepto a nosotros mismos.
    - Romain Gary: A veces, la vida te ofrece más regalos de los que esperas.
    - Lo importante no es llegar, sino ir.
    - Es necesario regresar. Pero no hay prisa en hacerlo, no es preciso correr.

    ResponderEliminar
  39. MOMENTOS ESTELARES DE LA HUMANIDAD.
    - Han de transcurrir millones de horas inútiles antes de que se produzcan un momento estelar de la humanidad.
    - Quien está hambriento de poder sólo le importa ejercerlo y no la opinión de los demás.
    - Un hombre viejo no tiene derecho a buscar la muerte ni a aplazarla.
    - Siempre es la más extrema necesidad la que consigue crear el espectáculo incomparable de la unidad.
    - En miles de años no se repone lo que se pierde en una sola hora.
    - Rara vez comprenden los contemporáneos a primera vista la grandeza de un hombre o la magnitud de una obra.
    - Inalterablemente alejados en el espacio y en el tiempo, los países están tan separados unos de otros en la época de Napoleón como bajo el imperio romano.
    - No hay nada que a los hombres le cueste más perdonar que el desengaño en medio de un sincero entusiasmo.
    - Es cien mil veces mejor sufrir por una convicción que matar por ella.
    - Jesucristo se dio cuenta de que no era bueno que los hombres supieran de antemano la hora de su muerte y les quitó ese conocimiento.
    - Nada eleva el corazón de modo tan espléndido como la caída de un hombre en lucha contra el predominio invencible del destino.

    ResponderEliminar
  40. Abelardo: la última es rotunda: me encanta... Gracias por compartirlas.
    También yo iré poniendo algunas en "los mares salvajes".

    Pásatelo bien, que sé que tienes una excursión entre manos !

    Merce

    ResponderEliminar
  41. EL SIGLO DE LAS LUCES.
    - Más vale empedrar caminos que hacer flores de porcelana.
    - Quienes hablan de una revolución se ven obligados a hacerla.
    - La primera disciplina requerida por el oficio de Conductor de Hombres era la de no tener amigos.
    - Los métodos dictados en París eran inaplicables en países apegados a ciertas tradiciones.
    - No se puede ser torero ni cosario sin tener un Templo donde dar las gracias a Alguien por llevar todavía la vida a cuestas.

    ResponderEliminar
  42. LA REBELIÓN DE ATLAS.
    - El sacrificio es el cemento que amalgaman los ladrillos humanos para formar con ellos el gran edificio de la sociedad.
    - Los acontecimientos tienen un modo especial de derrotarnos y de hacernos adoptar una actitud más tolerante, tarde o temprano.
    - Cada uno elige caminos distintos para librar la misma batalla.
    - El propósito de las ideas era engañar a quienes son tan estúpidos como para pensar.
    - La libertad es imposible. El hombre nunca estará libre del hombre, el frío, las enfermedades o los accidentes… es decir de la tiranía de la naturaleza.
    - Tratar de comprender el silencio total que la envolvía era como el inútil intento de visualizar lo inexistente.
    - No existe ningún trabajo despreciable, sino tan solo personas despreciables a las que no le interesa hacerlo.
    - Quien tema contratar a los mejores cerebros es un fracasado que realiza una actividad para la que no tiene condiciones.
    - Todos los que amenazan con la espada, morirán con ella.
    - Alguna parte de su incertidumbre se origina en que en un conflicto entre el corazón y la mente… siga lo que le dicta esta última.
    - Nunca pudo comprender por qué los seres humanos tenían que ser desdichados.
    - Era incapaz de odiar por obligación y odiaba a quien se lo exigiera.
    - Dos cosas le resultaban imposibles: permanecer quieto y deambular sin rumbo.
    - Sólo aquellos cuyos motivos no se basan en acumular dinero deberían disfrutar de permiso de escribir.
    - Cada anochecer, tengo la sensación de que ha llegado el fin, que no volverá la luz.
    - El hombre no es más que un animal y de los más bajos. Un animal con sólo dos habilidades: comer y reproducirse.
    - La ciencia ha de verse libre de la influencia de dolor.
    - En tiempos como los que vivimos, cuando las mezquinas comodidades de la gente se ven amenazadas, la ciencia es lo primero que sacrifican.
    - Si pretendes mantener tu palabra, no hables tanto de ello. simplemente hazlo.
    - Los grandes hombres, siempre son infelices y, cuanto más grandes, más desdichados.
    - Todo el mundo se aprovecha de los trabajos de los demás. Nadie inventa nada.
    - Lo peor de la gente no son los insultos, sino los cumplidos.
    - Miró, con la expresión indiferente de quien ha perdido toda capacidad para sentir algo que no sea cansancio.
    - Los principios no ponen pan en la mesa de nadie.
    - Nunca te irrites con nadie cuando te diga la verdad.
    - La pueril noción de que somos capaces de pensar ha sido el error más oneroso de la humanidad.
    - Quien vive en un plano más alto no puede ser comprendido o apreciado por los demás.
    - El hombre es solo un juguete a merced de los caprichos de la naturaleza.
    - La sabiduría reside en saber cuándo hay que recordar y cuándo olvidar.
    - Si desea vencer cualquier clase de fraude, adáptese a él exactamente sin añadir nada que ayude a disimular su naturaleza.
    - La opinión personal es un lujo que nadie puede permitirse hoy en día.
    - ¡No se puede discutir sobre el amor ni razonar ni regatear sobre él! ¡Es algo que se da! ¡Que se siente!
    - No puedes conservar la tarta y al mismo tiempo comértela.
    - El último acto de bancarrota moral es castigar a los hombres por sus virtudes y premiarlos por sus vicios.
    - No abras la boca para decirme que tu mente te ha convencido de tu derecho a forzar mi mente

    ResponderEliminar
  43. UNA PANTERA EN EL SOTANO
    - Cuídate de los griegos que te traen regalos.
    - Recuerda que hay niños en el mundo que han muerto y que podrían haber vivido una semana más sólo con lo que tu dejas.
    - Hubo una época en que el mundo todavía era plano y el sol y las estrellas giraban a nuestro alrededor.

    ResponderEliminar
  44. UNA PANTERA EN EL SOTANO
    - Cuídate de los griegos que te traen regalos.
    - Recuerda que hay niños en el mundo que han muerto y que podrían haber vivido una semana más sólo con lo que tú dejas.
    - Hubo una época en que el mundo todavía era plano y el sol y las estrellas giraban a nuestro alrededor.

    ResponderEliminar
  45. LA SONRISA ETRUSCA.
    Los recién nacidos no se parecen a nadie, comen, duermen y lloran.
    - Nadie puede llegar a hombre sin comer cosa de hombres.
    - Las mujeres te sorprenderán siempre. Crees que ya conoces toda la baraja de la reina a la sota, y te sale carta nueva.
    - Morir sería malo si después te das cuenta de que no estás vivo.
    - En la vida sólo importan unas pocas cosas. Hay que saberlas bien sabidas para no fallar nunca.
    - Anda el hombre muy separado de la mujer, aunque duermen en la misma cama.

    ResponderEliminar
  46. Morir sería malo si después te das cuenta de que no estás vivo !!!

    ResponderEliminar
  47. LA FELICIDAD ES UN TÉ CONTIGO.
    Hay disgustos que se curan sólo con los libros.

    ResponderEliminar
  48. EL MAESTRO Y MARGARITA.
    - Cualquier poder es un acto de violencia contra el hombre y llegará un día en que el hombre formará parte del reino de la verdad y la justicia donde no es necesario ningún poder.
    - El que ama tiene que compartir el destino de aquel a quien ama.

    ResponderEliminar
  49. LA CASA LERCARO.
    - A pesar de que todos los objetos estaban perfectamente limpios, olía excesivamente a pasado.
    - Solo un escéptico puede llegar a la conclusión de que hay cosas que no tienen una explicación racional.
    - Un beso no dado a tiempo puede ser siempre motivo de arrepentimiento.
    - Sé ahora más que antes, pero he encontrado menos de lo que esperaba.

    ResponderEliminar
  50. BILDERBERG
    -Nunca encontraremos las respuestas adecuadas si no somos capaces de formular las preguntas apropiadas.
    -Todo ser humano teme lo desconocido.
    - Recuerda que, podrás correr, pero no te podrás esconder.
    -El engaño cuidadosamente elaborado debe contener algo de verdad.
    -Para garantizar la paz se necesita el prerrequisito de la guerra.
    -El dinero en metálico nos garantiza intimidad y anonimato, libertad e independencia.
    -La libertad mueve el corazón humano y el miedo le paraliza.

    ResponderEliminar
  51. LA LISTA.
    - Las personas conocen la verdad de la vida, sólo que unas saben que lo saben.
    - Las palabras atan a los hombres.
    - Acostumbraba a decir que no le había faltado nunca nada verdaderamente importante.
    -Más vale vivir la vida siendo digno que vivir apresado por el miedo.
    -La frivolidad del mundo generaba un halo de podredumbre triste y devastador que no dejaba espacio para la cordura.
    -No hacen falta los números y las letras para saber qué es bueno y qué no es bueno.
    -Se parecía más a los demás, que eran casi todos, que a los pocos, que se creían casi todo.

    ResponderEliminar
  52. REBELIÓN EN LA GRANJA.
    - La deshonestidad y la cobardía siempre se paga.
    - Libertad significa el decirle a la gente lo que no quiere oír.
    - La verdadera felicidad consiste en trabajar mucho y vivir frugalmente.
    - La característica que distingue al hombre es la <>útil con el cual comete todos sus desafueros.
    - En tiempo de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario.

    ResponderEliminar
  53. JANE EYRE.
    - Antes de dejarme vencer por el presente me sumergí en la rabia que los recuerdos traían a mí.
    - Cuando la puerta se cerró toda la habitación se oscureció y mi corazón se hundió de nuevo en un abismo de profunda tristeza,
    - .Es débil y estúpido decir que no puedes soportar lo que está escrito en tu destino.
    - La violencia no es la mejor arma contra el odio, ni la venganza el mejor bálsamo.
    - Todos cargamos con nuestras faltas en este mundo, pero llegará el día en que nos libraremos de ese peso.
    - Los remordimientos son el veneno de la vida.
    - ¿Qué necesidad hay de ahondar en el pasado, cuando el presente es mucho más sólido y el futuro mucho más brillante?
    - Sería una verdadera locura que los débiles desearan andar al mismo paso que los fuertes.

    ResponderEliminar
  54. LA AVENTURA DE VIAJAR
    - Un barco en una dársena, tiene el aspecto de un preso meditando sobre la libertad con la tristeza propia de un espíritu libre de reclusión.
    - La gente siempre está deseando hablar. Sobre todo hablar mal de los otros.
    - Lo que empieza fatal suele terminar muchísimo peor.
    - La mayor parte de los políticos, una vez en el poder, acaban por hacer algo muy distinto a lo que prometieron.
    - El periodismo consiste en callarte delante de tus colegas.
    - La verdad es siempre la mejor de las armas políticas.
    - En los grandes viajes, hay que estar dispuesto a dejar de ser quien eres y convertirte en una persona distinta.
    - Los seres humanos intentan siempre salvar un espacio propio, en el que conservar viva y palpitante su dignidad.
    - La televisión fue el instrumento esencial, con el que el capitalismo derrotó al régimen soviético y sus satélites.
    - Siempre hay tipos, que resultan difíciles de tratar.
    - En cuanto los hombres empezaban a emborracharse a tu alrededor, percibías que tu vida corría peligro.
    - Sólo merece la pena hacer las cosas que pueden terminar muy mal.

    ResponderEliminar

  55. BRÚJULAS QUE BUSCAN SONRISAS PERDIDAS.
    - Puedes ser todo lo que quieras llegar a ser.
    - Todos tenemos en esta vida un momento en el que nos sentimos desconcertados.
    - Quien cree que el dinero lo hace todo, acaba haciendo todo por dinero.
    - El conocer la verdad nos permite marchar.
    - Ni tan siquiera los moribundos desean la soledad.
    - Cuando algo era irrepetible, había que respirarlo.
    - Deberían existir abogados que te pudieran ayudar a desligarte de las promesas de adolescencia alegando incapacidad emocional.
    - Lo que nos precede tiene la clave de lo que nos acontecerá.
    - Todo tiene menos valor una vez que lo adquieres.
    - Las personas que realizan actos altruistas respiran de otra manera y generan a su alrededor una energía tremenda.
    - Si uno no se comprende a sí mismo, ¿cómo va a comprender a los demás?
    - Lo mal que te ha pasado también forma parte de tu vida.
    - Saber que puedes confiar en una persona que siempre te dirá la verdad cuando se lo pida, no tiene precio.
    - Hay veces en la vida que las piezas tan solo se colocan cuando estás preparado para comprenderlas.
    - Si preparas bien lo que tienes que hacer, todo saldrá perfecto.
    - Como siempre en la vida, el retorno es lo más duro.

    ResponderEliminar

  56. EL INSÓLITO PEREGRINAJE DE HAROLD FRY.
    - No era fácil ponerse en la piel de los demás y luego darle la espalda.
    - Era la fragilidad de la gente lo que le llenaba de asombro.
    - A veces estaba tan agotado que se acurrucaba bajo las estanterías repletas de libros y se quedaba dormido.
    - La paternidad lo había puesto a prueba y lo había hecho caer en desgracia a los ojos de su mujer.
    - Habían descubierto que, sentados frente a frente ante una mesa de contrachapado, se quedaban sin palabras.
    - Una persona normal y corriente podía intentar algo extraordinario aunque no pudiera explicarlo de un modo lógico.
    - Había constatado que cuando una persona se encuentra de paso y se distancia de aquello que le es conocido, las cosas extrañas adquieren un significado nuevo.
    - Jamás cogía más de lo que necesitaba y rechazaba educadamente el ofrecimiento de llevarlo en coche.
    - La gente hablaba con emoción de los seres queridos a quienes habían perdido, victimas del cáncer, y también de cosas que lamentaban haber hecho en el pasado.
    - Me crié en la posguerra. No presumimos de nuestros logros y tampoco tiramos las cosas.
    - Ansiaba mostrarle toda su gama de colores, pero de pronto se veía a sí mismo de un monótono gris de extrarradio.
    - Me siento muy lejos de donde empecé. Y también muy lejos del lugar al que me dirijo.
    - La vida es un pez escurridizo, no se deja coger fácilmente, y llega el momento en que debemos cerrar la puerta y dejarla atrás.
    - Ninguna vida está completa hasta que se enfrenta a su fIn.

    ResponderEliminar
  57. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  58. TAN LEJOS COMO LOS PIES ME LLEVEN.
    - Los mejores momentos serán aquellos que nadie sabe cuánto duran porque transcurren durmiendo.
    - Su tristeza es la de un hombre mayor que ya ha empezado a conformarse con la inevitable proximidad de la muerte y que sabe hablar de ella con una sonrisa en los labios.
    - El hecho de que un hombre no nos inspire mucha simpatía no es motivo para que sus familiares tengan que dudar siempre cuando se pregunta si, aún vive o ya ha muerto.
    - Poner a prueba el propio valor durante demasiado tiempo, puede terminar con los nervios del más intrépido.
    - Muchos pacientes dicen que es un médico desagradable que echa a perder con sus palabras lo que consigue con sus tratamientos.
    - Para la comprensión del amor hace falta aquella inspirada fantasía de sufrimiento que convierte la vida en un peso imposible de soportar.
    - Nadie debería proponerse nada que superase la duración normal de una vida humana.
    - Los rebaños de renos no van donde el hombre quiere que vayan; es el hombre el que va donde los rebaños le llevan.
    - La estupidez es la forma más universal de sabotaje.
    - Un tiempo que ya no puede seguir transcurriendo porque también él se ha convertido en hielo.
    - Morir ya no será a partir de ahora la única expectativa posible.
    - El cansancio es tan bonito que puede resultar peligroso.
    - La presencia humana se anuncia desde mucha distancia a través de señales invisibles e inaudibles.
    - Beber solo sirve para engañar al hombre que cree en el alcohol para animarse ante las situaciones más peligrosas.
    - Las noches han de ser necesariamente malas para un hombre que no deja de mirar atrás ni siquiera en sueños.
    - Disparar descaradamente la verdad desde el principio podría resultar más efectivo que complicarse la vida construyendo un frágil edificio de mentiras.
    - Quien sabe trabajar bien es digno del mayor respeto, aunque no se pase el día haciendo uso de sus conocimientos.
    - Antes de que un animal caiga en la trampa habrás podido pescar cien peces.
    - Nadie se atrevería a asegurar que tenga una idea muy clara de lo que es el alfabeto.
    - Es demasiado minúsculo para que alguien se moleste en reclamarle algún documento que justifique su derecho.
    - Resulta cruel interrumpir la bendición del olvido para forzar a un hombre que ha sufrido tanto a recordar lo que ha vivido.

    ResponderEliminar
  59. EL HOMBRE QUE QUERÍA LLEGAR LEJOS.
    - Tenía un olfato extraordinariamente sutil para detectar expectativas exageradas.
    - Estoy solo como la piedra en el camino.
    - La pesada mano cayó despacio sobre la mesa, donde quedó olvidada.
    - Los humanos solo pensamos en lo mal que puede irle a alguien cuando nos va mal a nosotros mismos.
    - Los pollos asados que acuden volando a tu boca no saben cómo los que has conseguido luchando.
    - Los peces que uno pesca son demasiado pequeños, y los grandes rompen la red…
    - Quien pide dinero prestado, recibe además un cúmulo de consejos no solicitados que no puede devolver con el dinero.
    - Algunas personas no tienen grandes aspiraciones, prefieren preservar una seguridad sin riesgos, se niegan a aprender a nadar.
    - Un enemigo mezquino siempre confunde la generosidad con la debilidad.
    - Cuando una lucha es inevitable, siempre es mejor ser el atacante que el atacado.
    - Vienen los años de los que se dicen que ya no nos gustan.
    - Su tono daba a entender que se había guardado el proyectil de mayor calibre.
    - Siempre hay que ir sin duda a por el animal más grande.
    - En el fracaso uno nunca era lo bastante decente.
    - Cuando uno está decidido a algo no debe renunciar.
    - En la vida hay que permitir los menos regalos posibles.
    - Tener suerte una vez basta para mucho tiempo.
    - Al vencedor que ha ganado la batalla decisiva le llueven las victorias.
    - Los fuegos apagados nunca más vuelven a arder.
    - A saber por qué esa alegría solo valía algo si era secreta.
    - Tantas necesidades las crea solo la mente del ser humano.
    - Gris no era un color, sino una situación en la que había vivido durante demasiado tiempo.
    - Las personas sin pequeñas debilidades tienen casi siempre un gran vacío.
    - La muerte es la ausencia de sensaciones.
    - Solo la juventud es digna de vivirse.
    - Comparados con los que se avecinan, los tiempos que vivimos son paradisíacos.

    ResponderEliminar
  60. CÓMO HABLAR DE LOS LIBROS QUE NO SE HAN LEÍDO.
    - Nuestra capacidad para reconstruir el pasado es lo bastante grande para modelarlo conforme a nuestros anhelos.

    ResponderEliminar
  61. EL LORO EN EL LIMONERO.
    - Más vale un poco de mierda en un rincón que un infierno limpio.
    - Era como si un sueño hecho realidad solo a medias ya estuviera empezando a desvanecerse.
    - Merece la pena recolectar un poquito menos de cada producto simplemente por el placer de escuchar el canto de los pájaros.
    - A veces hay momentos en la vida en que resulta útil tener fama de macho.
    - Tenía un poco de mal aspecto y parecía como si no necesitara una discusión.
    - El sexo es una fuerza destructiva y puede desviarte completamente del camino que has elegido.
    - Desde la superficie del agua no se ve el fondo, sólo el reflejo del cielo.
    - Cuando se trata de la autoridad no hay nada que hacer.
    - Los buitres y los tiburones no iban a tener nada que hacer.
    - La mayoría de las veces parecían ser indiferentes a asuntos que estuvieran lejos de sus cortijos y sus pastos.
    - El estado parecía en efecto hacer lo que le venía en gana.
    - La vida no había sido siempre un sueño de sol y limones.
    - Es absolutamente cierto que no se necesita gastar mucho dinero para hacer felices a los niños.
    - Tienden a pensar que andar es exclusivamente un medio de locomoción y no un placer en sí mismo.

    ResponderEliminar
  62. ENTRE LIMONES.
    - En el camino, los perros dormitaban en la parte umbría y los gatos en la parte soleada.
    - Dijo Shakespeare: hay una marea en los asuntos de los hombres que no conviene dejar pasar.
    - El aroma de las flores dio paso al olor a estiércol y orines de cabra.
    - Es generoso con su tiempo y está dispuesto a echarse unas risas contigo en cualquier ocasión.
    - Tenía el cabello rubio y espeso, y era alto y más chulo que un ocho.
    - Una cosa es comprar la finca de un paleto y otra muy distinta comprarla con el paleto dentro.
    - El deseo de alcanzar la cima más alta que uno ve es un impulso intrínsecamente humano.
    - Convencer a un cerdo de que salga de la pocilga y se deje matar es una cuestión desesperante.
    - Sin vino no vale para nada, y con él tampoco vale de mucho.
    - Nadie se lleva a los gatos cuando se muda, porque estos animales echan raíces.
    - Según la sabiduría popular, cada piedra tiene siete posturas y ninguna de ellas coincide exactamente en el hueco donde quieres encajarla.
    - Ni siquiera el cuchitril más abarrotado y apestoso puede acabar con la alegría de las crías.
    - No tiene sentido salvar a un escarabajo de un mirlo.
    - Una ausencia de vez en cuando constituye un tónico estupendo para cualquier relación.
    - Las ventajas de la vida en el campo no son evidentes de inmediato.
    - La capacidad de memorizar una historia larga suele disminuir con la alfabetización.

    ResponderEliminar
  63. LOS ALMENDROS EN FLOR.
    - Hacerles pasar un rato agradable era tan fácil como mantener a un grupo de adolescentes de mal humor.
    - Llevaba sobre los hombros la enorme carga de la esperanza, y arriesgaba la vida para hacer realidad sus sueños.
    - Lo de hacerse viejo no es un proceso continuo, como un río que fluya suavemente hasta el mar. Es más bien una sucesión de cascadas, con tramos de aguas mansas entre ellas.
    - Es el tipo de hombre capaz de emocionarse hasta llorar al ver un montón de estiércol bien hecho.
    - Albert Einstein afirmó que si las abejas se extinguían la humanidad no tardaría en seguirlas.

    ResponderEliminar
  64. ASESINATO EN EL SAVOY
    - La profesión de policía no era un trabajo normal sino algo a lo que uno tenía que entregarse por completo y de lo que, al parecer, no era posible librarse nunca.
    - Los policías no criticaban a otros policías, excepto en circunstancias excepcionales.Los profesores sí.
    - El aspecto del individuo era abominable y, por si fuera poco, vestía con estrepitoso mal gusto.
    - Las desgracias no vienen nunca solas.
    - Por el olor advirtió que no era la primera vez que sudaba con esa prenda puesta desde el último lavado.
    - Recuerdos a los que se los merecen.
    - No eran tantos como para importunar, ni tan pocos como para que uno se sintiera solo.

    ResponderEliminar
  65. OTROS DÍAS, OTROS JUEGOS.
    - El máximo placer de las cosas y los sentidos se produce en la línea divisoria donde comienza la prohibición.
    - Los niños jugaban con gritos que se confundían con el de las golondrinas.
    - Había que ser mitad monje y mitad soldado pero las dos cosas a la vez me parecen demasiado.
    - Hablaban con la humildad que suele ir pareja con el hambre.
    - Los labradores querían más a su jaca que a su mujer. Guardaban para el animal caricias y palabras que nunca dedicaban a su mujer y a sus hijas.
    - Algunos pájaros ya caían muertos antes de morir, como todos los sueños.
    - La muerte no consiste sino en ir disolviéndonos a través de la memoria. Con la máxima lentitud posible.
    - Había lencería de todos los colores.
    - El nudo en el estómago se debía a la neurosis del guerrero a punto de entrar en acción.
    - Me sentía tan ridículo como ese tipo que está sobrio en medio de una pandilla de borrachos.
    - Todos los placeres pertenecían a los sentidos y parecían eternos. Todos los terrores derivan del pensamiento y eran efímeros.
    - No quería ser un portador de valores eternos sino un gozador de placeres efímeros.
    - Muchos héroes que se realizan en la crueldad después llegan a casa y la mujer les pone de rodillas y les da de comer en el plato del perro.
    - La armonía vital predomina sobre toda clase de aristotelismo.
    - Ensayaron tímidamente el intercambio de parejas sin poder evitar la neurosis.
    - Pensaba en las botas vacías que mi padre dejaba siempre al pie de la cama cuando se acostaba.
    - Jóvenes vástagos de aquellos locos que iban a cambiar el mundo cantando con los Beatles.
    - La rescató el deseo de comer una galleta de chocolate cuando ya estaba llorando su propia muerte con los ojos cerrados.
    - Mantenía la teoría de que las ciencias eran más propicias para preservar a los chicos de caer en la droga.
    - Juraba que se pegaría un tiro el día en que encontrara una bala de plata.
    - Todo el mundo parecía tener el coche en doble fila. Y con esa prisa no había forma de retener la mirada de nadie.
    - Goethe:<< Y cuando el hombre calla en su ternura, un dios me concedió decir lo que yo sufro>>.
    - Comenzó a dormitar como esas ancianas ibéricas de luto que esperan en una estación un hipotético tren, que nadie sabe si va a llegar algún día.
    - Mi rostro iba cambiando como la memoria de los días.
    - Cada año que pasaba descubría alguna nueva erosión en mi rostro.
    - El primero en sentirse herido por el desencanto de muchas conductas de sus viejos camaradas.
    - Su integridad moral era tan firme como su aire inseguro.
    - Era una criatura delicada como un lirio con la dentadura perfecta y la piel de primera calidad.

    ResponderEliminar
  66. HEMINWAY, DÍAS DE VINO Y MUERTE.
    - Si estabas en el sótano, entrabas a formar parte del espectáculo.
    - El silencio habló en su lugar.
    - No podía considerar como un amigo al enemigo de su enemigo.
    - Tenía motivos que estaban ocultos como la ropa interior de un marido infiel o como el as de la manga de un tramposo.
    - La desesperación y el hambre unen a la gente, para luego trastornarlos con el alcohol y la desesperación.
    - Era la cucaracha que las bombas las pisadas y los pesticidas no podían matar.
    - Tenía miedo de muchas cosas, pero no tenía miedo del futuro.
    - Cuando el toro se sienta sobre la piedra caliente, es momento de callar.
    - Nunca le diría a nadie lo que tiene que hacer.
    - Sus ojos hundidos parecían permanentemente horrorizados ante el mundo.
    - Son lo que usted quiere que sean previo pago.
    - Somos los ratones que se comen los cacahuetes que caen al suelo.
    - Llega el momento en que el hombre debe de pensar en algo más grande que él mismo.
    - Sus movimientos no era ni defensivos ni depredadores; estaban coreografiados.
    - No se cansaba, se sentía lleno de energía, temerario y fuerte como un puma.
    - Respiraba como un caballo de carrera con sobrepeso después de una competición.
    - Las bombas no son importantes pero sí lo es el que las tira al vacío.
    - Era la mujer más orgásmica que había conocido.
    - Lo mejor es no mencionarse demasiado.
    - No vayas a buscar un zorro en el gallinero.
    - Cuando los elefantes luchan, la hierba es la que sufre.
    - El sol estaba en el cielo, pero el humo lo había oscurecido todo.

    ResponderEliminar
  67. EL SILENCIO DE TU NOMBRE.
    - No soy la persona con quien deberás enojarte.
    - Las medallas no siempre las recibe quienes las merece.
    - Siempre se las arreglaba para no mancharse las manos de sangre.
    - Cuando uno se juega la vida no es momento de detenerse en reflexiones morales ni de hacer distinciones.
    - Antes de lamentarse por lo que no tiene prefiere disfrutar de lo que le ha regalado la vida.
    - Era la clase de persona que se la ingeniaba siempre para salir a flote.
    - Rara vez suceden las cosas como uno las imagina.
    - Sentía que el mundo se le resbalaba de las manos como quien intenta agarrarse a una cuerda embadurnada de aceite.
    - Su única despedida fue algo más cercano a un gruñido que una palabra.
    - Son las causas perdidas las únicas por las que merece la pena luchar.
    - Qué extraña era la vida que siempre termina sorprendiéndote cuando menos te lo esperas.
    - Pensar en el futuro era un lujo que ya no se podía permitir.
    - Prefería agarrarse a esa dosis recóndita de esperanza que le decía que todo saldría bien.
    - Últimamente estaba tan enfadado que las normas de educación habían quedado aparcadas hasta mejor ocasión.
    - Había vuelto a disfrutar de que nadie por muy malas intenciones que tuviese podría hacerle daño.
    - Una vez que se permite el primer insulto los que vienen después suelen ser gratuitos.
    - La única forma de poder besarse en la calle sin ser detenido por escándalo público era fingiendo una despedida en el andén de una estación.
    - Sólo esperaba que él no fuera el último en enterarse de lo que pasaba.
    - Sonrió igual que un perro de presa que no está dispuesto a soltar bocado.
    - Lo mejor cuando hay dos personas discutiendo es no meterse.
    - Cuando uno ha hecho todo lo que ha podido no se le puede exigir más.
    - Se tomaba muy en serio su trabajo a pesar de haber perdido hace mucho tiempo la ingenuidad.
    - El dinero no entiende de colores. Un billete no sabe de ideología es simplemente dinero.
    - El pasado no sirve y el futuro está por escribirse.
    - Llega un momento en la vida en que el honor y la filantropía no son más que conceptos infantiles que no tienen ninguna aplicación.
    - Resultaba inevitable acabar no creyendo en nada después de haber luchado tanto.

    ResponderEliminar
  68. LA CASA DE LOS AMORES IMPOSIBLES.
    - Antes de besarla, sintió los ojos ámbar y el olor a hechizos húmedo de sus cabellos.
    - No quedo en las calles ni rastro de las ancianas que se sentaban a ver pasar los cazadores.
    - Deseaba que la noche transcurriera deprisa y llegara el alba.
    - Sólo cuando el viento le congeló los besos, buscaron refugio en casa de la muchacha.
    - Tenía la cabeza aletargada en algún lugar del cielo.
    - Cantaban las chicharras, quemaba el sol, olía a orgasmo de amapolas y margaritas.
    - La muerte es sabia y decide, el momento de su ataque.
    - Aparecía con semblante orgulloso ante la puerta de la escuela.
    - Un soldado siempre cumple su palabra.
    - Los besos crujían como la piel de un pollo bien frito.
    - Cada vez le costaba más trabajo salir de casa y arrastrar su artritis hasta el pueblo.
    - Desconfiaba hasta de los quejidos que emitían los intestinos de las mariposas.
    - Hacía muchos años que su vida no era más que una hilera de puntadas perfectas.
    - Un lobo se come una oveja pero quedan más para cuidar.
    - La enfermedad la había menguado y su paso por el mundo no resultaba tan escandaloso.
    - Una ola se le rizó en el pecho, y sintió otro motivo para seguir viviendo.
    - Háblame en el lenguaje de las olas.
    - Ya me jodisteis la vida ahora no me vais a joder la muerte.

    ResponderEliminar
  69. AJUAR FUNERARIO.
    - La conciencia del asco era más fuerte que los mordiscos.
    - Hasta sus huesos eran dulces.
    - No hay mejor coartada para el luto que un cadáver.
    - Tengo hambre y me pienso comer el primer pájaro que se acerque.
    - Su traje parecía cubierto de polvo y tenía los labios azules.
    - Lo más asombroso fue descubrir otra casa de muñecas dentro de la casa de muñecas.
    - Así me decía siempre mamá.
    - Dios me ha castigado con una madre santa.
    - Cuando la luna esté en lo alto, me pregunto cuál de ellos me atacaré primero.
    - De niño me aterraba ignorar quien era y ya de mayor me inquieta sospechar.
    - Todas nos cuentan historias espeluznantes cuando papá y mamá salen.
    - Las muchachas nuevas: Luzmina, Juvencia y Guillermina.
    - En el corredor de la muerte no puedo permitirme ser débil.
    - Morían los niños y los padres mandaban buscar al fotógrafo para tener un recuerdo que llorar o una imagen para rezar.
    - El olor de las ratas podían cortarse en grasientas lonchas.
    - Los relojes marcaban a destiempo la misma hora.
    - Nadie sabe cuando llegaron. Nadie sabe cuándo se van a ir.
    - Una cosa es el realismo mágico y otra muy distinta la pedagogía teratológica.

    ResponderEliminar
  70. LOS OJOS DEL TUAREG.
    - Vio transcurrir la mayor parte de su infancia desde lo alto de la joroba de un dromedario.
    - Ni el lugar era todo lo seguro que cabía esperar, ni aquel tipo de vida merecía la pena de ser vivido.
    - Las palmeras suelen tener la cabeza en el fuego y los pies en el agua.
    - Morir de sed no significa la última de las tragedias, sino una inaceptable afrenta.
    - Lo peor de la muerte es que persigue al que huye y huye de quien la persigue.
    - Dios no nos ha concedido el don de la vida para que nos lo juguemos de forma tan absurda.
    - Al más allá te llevas el concepto que tu tengas de tu propia valía, y de lo que hayas sido capaz de hacer a lo largo de tu vida.
    - La suya era la tragicómica historia de la hormiga que intenta violar a un elefante.
    - Hay muertos que están más vivos que muchísimos vivos.
    - En el circo los payasos deben hacer reír aunque acaben de enterrar a su madre.
    - Entre los tuareg la ley es la ley y siempre debe de ser obedecida.
    - Siempre conviene ser más listo de lo que uno parece.
    - Una raída alfombra le había servido para rezar sus oraciones en el transcurso de la guerra.
    - Nunca hables de tiempo en un lugar donde el tiempo carece de importancia.
    - La justicia y el dinero son como el aceite y el agua nunca pueden mezclarse.
    - La experiencia es una de las pocas cosas que se obtienen con el paso de los años.
    - No existe tabla de gimnasia ni ejercicio físico alguno, capaz de transformar un cerebro enfermo en uno sano.
    - La línea que separa el cinismo de la hipocresía es bastante más delgada de lo que la gente quiere admitir.
    - El viajero que se distrae pensando en lo que hará al final del viaje jamás llegará a su destino.
    - Sentirse atado le producía una sensación semejante a la de encontrarse al borde de un precipicio.
    - La inmensidad de su ignorancia le pesaba como, si le hubieran cargado a la espalda el más robusto de sus camellos.
    - No tener es malo……Pero no saber es peor.
    - Cuando el mal se lleva dentro nadie escarmienta cualquiera que sea el castigo que se le imponga.
    - La compasión es una virtud en los reyes y un defecto en los soldados.
    - Cada objeto por valioso que sea se convierte en un engorro a la hora de viajar.
    - La sorpresa suele constituir la mitad de la victoria.
    - Cuando poco tienes todo vale.
    - Lo que importa no es el poder de tus armas, sino saber emplearlas.
    - Hay ocasiones en que la victoria resulta de todo punto imposible.
    - Cada vez que hablaba era para decir algo que habría de servirte en el futuro.
    - La experiencia impide que el sol nos derrita, la sed nos vuelva loco o la arena nos sepulte antes de tiempo.
    - Hay algo contra lo que ningún ser humano ha sido capaz de luchar: La sed.
    - Los buitres saben lo que va a ocurrir en el desierto porque lo ven desde las alturas.
    - Lo peor que le puede ocurrir a un ser humano es no llegar a ser lo que en justicia debiera haber sido.
    - Más sabe el tonto en su casa que el listo en la ajena.
    - Su carácter estaba reñido con el mando, del mismo modo que estaba reñido con la obediencia.

    ResponderEliminar
  71. EL DESENCUENTRO.
    Cuando tengo alguna cosa urgente que decir se lo digo al viento.
    A pesar de tantas luces de tantos inventos y de tantos velos como se rompen, nunca hemos andado más a ciegas.
    Los humanos tenemos un defecto piadoso que nos impide comprender el verdadero alcance de la palabra compasión.
    Lo único preciado que tiene una persona es su honra.
    A veces me produce verdadera envidia los que poseen la verdad con tanta convicción.
    Siempre hacía las bromas en voz baja pero nunca las repetía aunque se lo pidieras.
    El amor es capaz de transportarte al cielo y despeñarte al infierno en menos de un momento.
    Cuanto más grande es un corazón, más vulnerable resulta para los que lo quieren mal.

    ResponderEliminar
  72. LA REBELIÓN DE LUCIFER.
    - El inconfundible sentimiento humano que nos advierte de un inminente peligro había hecho acto de presencia.
    - Dado su progresivo nerviosismo, no hubiera podido asegurarlo.
    - El hombre es hombre gracias a la rana.
    - La rana es el único antecesor de la raza humana que sigue vivo sobre el planeta
    - La medida del tiempo de un individuo es siempre la duración de su propia vida.
    - Cuando las condiciones físicas son maduras, pueden tener lugar evoluciones mentales repentinas.
    - La vida es una fantasía y la más prodigiosa de las aventuras.
    - Las enseñanzas recibidas parecían haberse borrado de su mente.
    - Pronto descubriría que, lo << lógico iba a ser precisamente lo ilógico>>.
    - Como medida preventiva, <> mentalmente una burbuja transparente y blindada que lo rodease.
    - Su más difícil sueño; la búsqueda de la verdad.
    - La Verdad tiene mil caras. A cada uno le corresponde averiguar cuál es la que le toca.
    - El grado de cultura de un planeta se mide en función de la herencia social de sus pobladores.
    - La rapidez de la expansión cultural queda determinada por la actitud que poseen sus habitantes para asimilar ideas nuevas y avanzadas
    - Las insurrecciones habían fracasado porque la mayoría de los seres no siguieron a sus jefes.
    - Si la Tierra se viera envuelta en una tercera guerra mundial, ¿Los supervivientes serian conducidos a otro mundo?
    - Son los pueblos los que crean una civilización y no esta la que crea a los pueblos.
    - Quedarán reducido a lo que nunca fueron.

    ResponderEliminar
  73. EL JILGUERO.
    - Siempre se sentaba en el borde de la silla como una elegante ave de pantano a punto de elevar el vuelo espantada.
    - Su risa bastaba para que apartaras de una patada lo que estuvieses haciendo y lo siguieras.
    - Su aspecto ligeramente desaliñado hacía pensar en un ave marina a la que el viento ha desviado el rumbo.
    - Te está diciendo que lo vivo no dura, que todo es efímero.
    - Es increíble cuanto puedes aprender de un cuadro si pasas mucho rato observando una reproducción de él.
    - El pintor se había quedado tan traumatizado y obsesionado por la destrucción de su ciudad que se dedicó a pintarla una y otra vez.
    - Allá donde miraba pasaban a toda velocidad imágenes de mi propio pánico.
    - Tenía un extraño poder que me anclaba en mi estado a la deriva y me aislaba del mundo que me rodeaba.
    - El silencio me heló el corazón.
    - Era la clase de hombre al que la gente le cuenta sus miserias.
    - << el mundo no vendrá a mí >> solía decir << yo tengo que salir a su encuentro >>.
    - Cuando sientas añoranza levanta la vista al cielo. Porque la luna siempre es la misma estés donde estés.
    - Solo era consciente del alivio de estar allí, de mi dolor y de que tenía el corazón rebosante.
    - Cuando levantaba la vista de mis libros me veía arrastrado por aguas viscosas que llegaban de todas las direcciones.
    - Era una historia demasiado buena para no contarla.
    - Es capaz de vender agua a un hombre que se ahoga.
    - Creía que esa última piedra angular del pasado siempre estaría donde yo la había dejado.
    - No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos. SCHILLER.
    - El estómago se me revolvía furioso como un pez suspendido del anzuelo.
    - La atrocidad de los asuntos humanos a veces lograba pasar por algo más misterioso y menos detestable.
    - Se hizo un silencio entre los dos que se hizo, más difícil de llenar a medida que se agrandaba.
    - Lo bella que era la vida que hacía posible que dos grandes amigos se encontraran en un mundo tan grande después de una separación tan larga.
    - No te tatúes el nombre de una persona a la que quieres porque entonces la pierdes.
    - Sonaba lo bastante fuerte y extranjero para transmitir la hiperdensidad de perdido en el espacio.
    - Parece que acaban de hacerle la mejor mamada de su vida.Pag.997.
    - La preocupación era indicio de persona primitiva y poco desarrollada espiritualmente.
    - Si no puedes planearlo con anticipación tendrás que improvisar sobre la marcha.
    - Podías decir todo menos que carecía de una visión cohesiva del mundo.
    - En mis sueños no lograba llegar a donde necesitaba ir.
    - Puedes contemplar una imagen durante toda una semana y no volver a pensar en ella de nuevo. Aunque también puedes mirar una foto un segundo y recordarla toda la vida. JOAN MIRÓ.
    - Los grandes maestros nunca se equivocan.
    - Nunca hacer algo que no se pueda deshacer.
    - El mundo es mucho más extraño de lo que sabemos o nos imaginamos.
    - Ni siquiera los sabios y los buenos pueden ver la finalidad de todas sus acciones.
    - Leí el libro unas tres veces creyendo que no lo había entendido bien.
    - Encaja más con la idea de << ironía incesante >> que con la de << divina providencia >>.
    - No hay nada racional en remendar objetos viejos, conservarlos y cuidarlos.
    - No escogemos ser las personas que somos. <>. << Haz lo que te diga el corazón >>.
    - Si tú yo más profundo te está engatusando para que vayas derecho a la hoguera, ¿es mejor darte la vuelta?
    - ¿No me importa lo que la gente diga o lo cautivadoramente o a menudo que lo diga?
    - No hay más camino hacia delante que la vejez y la pérdida.

    ResponderEliminar
  74. SIN RENCOR MEMORIAS DE UN REPUBLICANO
    - Subíamos a cubierta y se podía respirar aire puro salpicado de la brisa marina que limpiaba los intoxicados pulmones.
    - Desde mi ángulo visual creo que eran unos infelices cargados de complejos.
    - Por menos de quita para allá esas pajas castigaba con una veintena de porrazos que dejaban las huellas en el cuerpo.
    - Un sureño más bruto que un arado americano.
    - “No querías comunismo pues come lentejas”.
    - Desaparecía en el trayecto pasando al infinito en menos de lo que canta un gallo.
    - Afortunadamente no fue el adiós definitivo ni pasaporte para la otra orilla.
    - Lo que ocurría en esos momentos era que los sublevados veían comunistas hasta en la sopa.
    - La naturaleza es sabia y sabe proteger a sus criaturas, menos cuando llega el hombre y mata.
    - Nos había tocado bailar con la más fea y era cuestión de ajustarse a esa realidad.
    - Nos vimos como suele decirse en la calle y sin llavín.
    - Tal fue la sorpresa y confusión que salimos de la prisión más rápido que un cohete y sin un céntimo en el bolsillo.
    - A la hora de dormir parecíamos sardinas en lata.
    - Termine el trabajo con la lengua fuera como perro en día de cacería.
    - Rodaban mal las piedras en el camino para los gobernantes de la Republica.
    - Mi lugar de residencia eran los salones de Fyffes por muchas vueltas que diera en este largo y difícil camino que es la vida.
    - Daba la impresión de que habían perdido el interés por vivir.

    ResponderEliminar
  75. LA CATEDRAL DEL MAR
    - Las virtudes superaban la fuerza del buey y la belleza de las más increíble puesta del sol.
    - Nadie miraba a nadie.
    - No hay nada mejor en este mundo que un buen amigo.
    - Los niños son a menudo capaces de ver aquello que nosotros no vemos.
    - Así siguieron paseando con el rumor de las olas por toda compañía.
    - Nadie parecía escuchar las olas.
    - La malicia es una de las cuatro enfermedades del hombre. Las otras tres son: la avaricia la ignorancia y la apatía.
    - Las mujeres son como aire en movimiento, vaporosas. No cesan de ir de un lado para otro como si fueran corrientes de aire.
    - La luna rielaba desde el horizonte hasta la orilla y se perdía en la espuma de las olas que rompían en la playa.
    - No te preocupes de humillar a alguien, si con ello te ganas a la mayoría.
    - Principios de san Francisco de Asís: simplicidad radical, pobreza absoluta y humildad.
    - El que tiene dinero quiere, más; nunca lo ha regalado y nunca lo hará.
    - La cuadragésima parte de todas las herencias deberá destinarse a la ampliación de las murallas.
    - Instintivamente la gente se separó de la última fila de sillas para dejar un espacio visible entre ellos y los privilegiados.
    - Dijo que ya era viejo, que ya había vivido bastante.
    - Dios creó a los payeses para que trabajasen la tierra sometidos a sus señores feudales.
    - Su grito de ánimo rasgó el aire, reverberó en las piedras y penetró en el interior de cuantos presenciaban la escena.
    - La luna jugaba con las aristas de las rocas iluminándolas caprichosamente aquí y allá.
    - El mar no sabe nada del pasado. Nunca nos pedirá explicaciones.

    ResponderEliminar
  76. LOS PILARES DE LA TIERRA
    - Una catedral rebosa de historias si uno sabe dónde buscar.
    - Tenía la mirada viva y peligrosa, como la de un gato negro capaz de olisquear un nido de ratoncillos.
    - Era un hombre alto y flaco e iba derrumbado sobre su montura como si la vida fuera para él una carga insoportable.
    - Me gustaría retorcerle el pescuezo.
    - Tenía la obligación de conducir el cerdo hasta que pudieran venderlo en el mercado.
    - Cualquier imbécil puede tomar parte en una pelea, pero el hombre prudente suele mantenerse lejos de ellas.
    - Daba la impresión de una persona a la que nadie podría persuadir en contra de su voluntad.
    - Los bueyes hundieron agradecidos sus cabezas en el abrevadero.
    - A veces el hombre es la mejor especia.
    - Sentía el peso abrumador de las constantes decepciones y ya no podía mostrarse valiente por más tiempo.
    - El bosque le resultaba poco familiar a ambos lados del camino aunque acabara de pasar por él.
    - Los pezones se endurecieron bajo las yemas de sus dedos.
    - Nada en el mundo era ya capaz de asombrarle.
    - Si todo resultara fácil, el hombre no necesitaría la guía de Dios.
    - Fracasaría en el trabajo que tengo si no fuera que estoy tan acostumbrado a él que puedo hacerlo de manera automática.
    - Tenía un estilo enérgico y eficiente de moverse y de hablar que le proporcionaba un aire de capacidad muy lejos de su verdadera índole.
    - Toda su autoridad residía en la arrogancia, el mal humor y la actitud cortante frente a sus subordinados.
    - Una semana es mucho tiempo para un recién nacido.
    - Todo aquello resultaba desconcertante sin dejar de ser fascinante.
    - La llama temblorosa de las velas arrojaba sombras inquietantes.
    - Le resultaba difícil pensar de forma sistemática cuando todo estaba ocurriendo de forma vertiginosa.
    - Quería creer que no iba a hacer lo que decía, pero por la expresión de su cara supo que lo haría.
    - Era una persona que cuando tomaba una decisión la cumplía hasta el fin.
    - Era de esas personas que conservaban su religiosidad en el fondo de su corazón.
    - Cuando estés a punto de que te den una negativa, trata de lograr un aplazamiento.
    - Siempre se había mostrado rápido en corregir y lento en alabar
    - Jamás pronunciéis un juramento a menos que prefiráis morir a quebrantarlo.
    - A la gente le resultaba difícil mantenerse callada incluso en la iglesia.
    - El beso era tan exquisito que por un momento se olvidó de todo.
    - En una guerra civil la primera baja es la de la justicia.
    - Giró la cabeza y se concentró en el camino que tenía por delante.
    - Si se perdía una batalla, siempre era preferible correr que morir.
    - Cuando más sencillas son las cosas, menos errores se cometen.
    - Es un chico que nunca hace lo que se espera que haga.
    - Había esperado poder saquear lo suficiente para mantenerse a sí mismo.
    - Ella seguía siendo testaruda irritante presuntuosa e intolerante.
    - Jamás culpaba a sus servidores de sus propios errores.
    - Tengo todo el tiempo del mundo
    - Siempre había estado dispuesta a pelear como un gato por su hijo.
    - Reza para que se realicen milagros, pero planta berzas.
    - El silencio era su respuesta a las cuestiones desagradables.
    - Quien correr se propone a caer se dispone.
    - Una línea recta puede prolongarse de manera indefinida.
    - Era capaz de sobrevivir en cualquier parte, pero no pertenecía a ninguna.
    - Habitualmente un hombre tiene nueve meses para habituarse a la idea de ser padre.
    - Un hombre es capaz de cualquier cosa siempre que tenga buena salud.
    - Resulta muy tranquilizador tener en la vida, a alguien siempre dispuesto a luchar por ti.
    - El sol estaba ya alto en el claro cielo azul.
    - Las granjas quedan abandonadas cuando los caballeros van a la guerra.
    - Solo gente desesperada puede soportar la pérdida de un hijo.
    - Los castillos son difíciles de atacar y fáciles de defender.
    - Las gentes cerraban sus puertas cuando salían no cuando estaban.
    - Lo importante era mostrarse flexible para poder habérselas con los imprevistos.
    - No hay autoridad capaz de prevalecer contra la tiranía de un hombre con escopeta.

    ResponderEliminar
  77. UN MUCHACHO DE GEORGIA.
    - Jadeando como un perro que hubiera estado persiguiendo conejos toda la mañana.
    - Puedo escribirte otras cartas nuevas en cualquier momento.
    - Me quita un gran peso de encima dejar el toque de campana en manos expertas.
    - ¡Hacerle cosquillas en los pies a una viuda abandonada con una pluma de gallina hace crecer mejor las verduras de la huerta!
    - Es un gustazo a veces no tener mujeres cerca.
    - El sol brilla y tenemos el mundo entero ante nosotros.
    - Se levantó una mañana mucho antes de que amaneciera y se fue a pescar.
    - Parecía como si nunca hubiera sido más feliz en toda su vida.
    - No es buena política para un político pisarle los juanetes a otro político.
    - Cuando daba golpecitos en la madera con cosas como la llave de la puerta no se necesitaba ninguna otra señal para saber lo que sentía.
    - Estaba tan furiosa como un pollo mojado.

    ResponderEliminar
  78. CIXÍ, LA EMPERATRIZ.
    - Los nombres femeninos se consideran demasiado insignificante para ser anotados.
    - Cuando lucía el sol, los grandes tejados eran una llamarada de color rojo.
    - << ¡Esta hija mía parece más un hijo! >>
    - Durante toda su vida sentiría pasión por el aire fresco y los espacios ilimitados.
    - Después de diez horas en un carro chino, un hombre sirve para poco más que para ser vendido en una tienda de un ropavejero.
    - Le interesaba la política y no tenía ningún príncipe azul que aguardara su vuelta.
    - El paludismo se mantenía a raya pero la enfermedad no se cura.
    - Es extraordinario que unos hombres que llevaban mucho tiempo en el poder hayan caído sin un disparo de resistencia y sin que se haya alzado una voz en su defensa.
    - El hecho de que siguieran siendo amigas durante toda la vida, además de colaboradoras políticas, fue un hecho extraordinario, casi único.
    - Tener tropas extranjeras en suelo chino no es bueno para China.
    - No hay palabras para expresar los horrores que sufren estas personas a manos de los rebeldes.
    - Había puesto el dedo en la llaga de la anticuada tendencia china a la imprecisión.
    - Los ideales de Confucio también consideraban que era abominable matar a personas inocentes y a los que se habían rendido.
    En este país los mejores lugares se destinan a enterrar a los muertos.
    - La China medieval había dado el primer paso hacia la modernización bajo el mando de la emperatriz viuda.
    - Pretendía tomar prestados métodos occidentales para verificar ideas chinas.
    - En este estado los asuntos públicos los decide el pueblo.
    - He visto hombres chinos vejados y maltratados de todas las maneras más mezquinas y cobardes que una naturaleza depravada es capaz de inventar.
    - Parece que el amor a Dios es menos verdadero que el amor al lucro.
    - Los eunucos eran objetos de desprecio universal por haber perdido la virilidad.
    - Parecía que le habían estrujado el corazón. Solo el amor podía causar un caos así.
    - Los agravios no se solucionan matando gente ni quemando casas.
    - Se consideraba que el cristianismo era una enseñanza que empuja a la gente a ser buena.
    - Como no era un hombre corrupto no se había aprovechado de sus cargos oficiales para enriquecerse.
    - Estaba decidida a recuperar el tiempo perdido.
    - Estar dispuesta a que el tiempo y la razón cambiara la mentalidad de la gente.
    - China ha asumido con orgullo el puesto que le corresponde entre las naciones.
    - La gente creía que el rugido de los trenes molestaría a las almas de los muertos.
    - Bajo su mandato la industrialización de China no fue una excavadora que se llevara por delante todas las tradiciones.
    - Retrocede y piensa como compensar los errores pasados.
    - No tardaría en curarse siempre que tuviera cuidado en no devanarse los sesos.
    - Para poder tener autentica paz, China debe de estar lista para la lucha.
    - La amistad entre nuestros dos países brillará como el sol de la mañana cuando surge de la penumbra nocturna.
    - Lo más importante es escoger a las personas adecuadas. Una vez que se encuentre con ellas, no hay que escatimar gastos.
    - Estaba contento con su aislamiento del mundo exterior.
    - Mi corazón que ha estado desbordado estos últimos días ha vuelto a su sitio.
    - A las semillas plantadas y cultivadas no se les dejo crecer, ni mucho menos florecer.
    - Siempre respetuoso con sus superiores y siempre generoso con sus inferiores.
    - Le gustaba sentarse junto a una ventana para poder mirar el jardín y disfrutar de la luz del cielo.
    - Las tardes eran placenteras y cromática, apenas perturbadas por los insectos.
    - Las lágrimas en privado revelaban la angustia inconmensurable que llenaba su corazón.
    - Tenía visión de futuro, capacidad de resistencia y valor.
    - Cuando la luna empezó a perder brillo y tamaño, se dejaron llevar por la melancolía.
    - No estaba permitido hablar sin convicción.

    ResponderEliminar
  79. Continuación de CIXÍ,LA EMPERATRIZ

    - El supuesto deseo japonés de establecer una relación especial con China no eran más que palabras vacías.
    - Una cultura en que la piedad filial era la norma suprema del código ético.
    - Ingerir un poco de oro.
    - Si llega el momento apropiado les ofreceremos nuestra ayuda sin necesidad de que la pidan.
    - Si se sintió despreciada, no dejó que sus sentimientos empañaran la ocasión
    - Mostró el tacto y la suavidad propios de un temperamento femenino.
    - Llegará un día en que el pueblo de China, estará tan formado y tan cultivado que sabrán cuáles son sus derechos.
    - Cada hombre debe ocuparse de sus asuntos, y seguir viviendo en paz con los que le rodean.
    - El lado racional le decía que no eran los más apropiados, pero el lado emocional que quería creer como fuera lo contrario.
    - Como los chinos tienen los ojos negros, a los extranjeros se les distinguía por el color azul de los suyos.
    - Rechazaba siempre los regalos y no había acumulado ninguna fortuna personal.
    - Tenía el don de inspirar al mismo tiempo sentimientos protectores y miedo, pero no odio.
    - Permanecía callado por largo e incómodo que resultara el silencio.
    - Tenía una voz diminuta como el zumbido de una mosca o un mosquito,
    - Permanecí quieto hasta que se desvanecieron las últimas notas.
    - Solo adoptando lo que tienen de superior los países extranjeros, podremos rectificar lo que es deficiente en China.
    - Decidió esconderse y ocultar la cabeza debajo del ala.
    - Su capacidad estaba a la altura de su lealtad.
    - Ordena que se liberen los pies de las mujeres.
    - Ni la más consumada actriz sería capaz de falsear de tal forma su personalidad.
    - Intentar que conversaran fue como intentar mezclar agua y aceite.
    - En una civilización que había tratado a las mujeres con una crueldad inigualable, la emancipación había comenzado.
    - La vida sin un regimiento de criados le parecía inimaginable.
    - Los grandes cambios sucedían como olas en el océano.
    - Su buen juicio sobre lo que debía cambiarse, fue crucial para entender por qué hubo tan pocas turbulencias durante su revolución.
    - El coche fue el único aparato moderno, interesante y a su alcance que la emperatriz viuda no probó.
    - No podrían votar los funcionarios porque eran los administradores y debían permanecer separados de los legisladores para evitar la corrupción.
    - Era incorruptible y, por lo tanto, inmune a los sobornos.
    - Tenía la sensación de estar permanentemente sentado en una cama de agujas.
    - Aspiración insatisfecha, que, una vez cumplida, le proporcionaría una alegría sin fin en el otro mundo.
    - Los 27 años del gobierno de Mao devoraron la vida de 70 millones de personas en tiempos de paz.
    - La más fundamental de todas sus reformas: convertir China en una monarquía constitucional.

    ResponderEliminar
  80. LA GRAN DAMA.
    - La arena se secaba en los semblantes de los niños que lloraban y se depositaba en los surcos de las arrugas de los viejos.
    - Su energía innata se transparentaba en la ductilidad de sus movimientos y la serenidad de sus maneras.
    - En cualquier posición que consigas siempre podrás elevarte y prosperar.
    - La ablación física y el desposeimiento de su masculinidad desarrolla en ellos instintos malignos.
    - Se encontraba sola, con una soledad que ni en sueños se imaginó que existiese.
    - Lamentaba de corazón haber elegido la grandeza, que ya no deseaba después de conocer su precio.
    - Nunca volvería a poner en poder de un extraño el arma del conocimiento de un secreto.
    - Lao Tse: De todos los peligros el mayor cosiste en no darle importancia al enemigo
    - Lo que más contribuía a hacer de ella una figura imperial era la facilidad con que pasaba horas enteras inmóvil en su asiento, erecta y con toda naturalidad.
    - Llegaba casi a ser lo que fingía y se proponía que creyera que era y esto en cualquier momento y en cualquier lugar.
    - Ni siquiera los perros errabundos podían dormir.
    - Donde uno llega, ciento le siguen y ninguno se marcha.
    - Era ampliamente y excesivamente justa y, no hacía pesar las culpas del mal padre sobre la inocente hija.
    - Cuando un gobernante se comporta adecuadamente su gobierno es eficaz sin emitir órdenes.
    - El frío de la tristeza me penetraba hasta la médula de los huesos.
    - Adivinaba que era la última vez que iba a pisar aquella casa.
    - Se extinguieron las voces de las trompetas, después de disminuir la energía de sus notas.
    - Cediendo siempre pero sin ceder nunca .Esta es la más práctica de las sabidurías.
    - Las miradas de los dos se entrecruzaron y por un instante se fundieron sus corazones.
    - Antes de hacer viaje a un sitio nuevo hay que empezar por construir el camino.
    - Las palabras penetraban en sus oídos y flotaban en su mente como hojas caídas en la superficie de un estanque.
    - Envejecía de un modo desproporcionado a sus años.
    - Tenía una prudencia muy superior a la que cabía esperar de sus años.
    - Endureció su voluntad hasta tornarla dura como el hierro y fría como la piedra.
    - En medio de toda confusa consternación, se movía con toda naturalidad y dominio de sí misma.
    - Lo tenía a su lado y eso era siempre muy placentero.
    - El frío penetraba hasta la médula de los huesos y dejaba congelados los corazones
    - Dijérase que siempre estaba distante de todos y muy próximo a ellos.
    - Paseaba a menudo llevando sobre sus hombros la carga de las cosas que le preocupaban.
    - Amaba las palabras adecuadas, justas, oportunamente dichas. Idóneas para su momento y exactas en su significado.
    - Hasta el respirar le costaba un ímprobo esfuerzo.
    - Aborrecible mujer, que había nacido con el cuerpo de una hembra y el cerebro y corazón de un hombre.
    - Procuró ordenar sus pensamientos y separar en ellos lo verdadero de lo ficticio.
    - Había aprendido a no preguntar nada sobre cosas que prefería ignorar.
    - El favor de los que reinan es tan inestable como el sol de principios de primavera.
    - Nunca estaba cerca de ella, ni siquiera cuando la tenía entre sus brazos.
    - Sabía que jamás franquearía la distancia que la separaba de su marido.
    - Sabido es que una mujer no puede confiar en nadie.
    - Sólo a los perros tenía por verdaderos amigos, viéndolos siempre cariñosos y leales.
    - El amor, la amabilidad lo vence todo.
    - Era demasiado amplia de criterio para temer los juicios ajenos.
    - Tenía pálido el rostro y sus grandes ojos despedían un extraño fulgor.
    - Llevaba la cabeza erguida y los ojos desprendían llamaradas.
    - Andaba tan deprisa como si le hubieran salido alas en los pies.
    - Toda debilidad es signo de flaqueza.
    - No se puede dar vida a lo que son meras cenizas.

    ResponderEliminar
  81. Continuación de LA GRAN DAMA.
    - No hay límites a los disgustos que los hijos proporcionan a los padres.
    - El sombrío velo de los años le iría envolviendo paulatinamente el corazón bajo el aspecto de su carne marchita.
    - El sonido de la lluvia mitigaba sus inquietudes llenando de paz su corazón y su mente.
    - Obraba como una madre, sintiéndose poseída de un singular disgusto que le oprimía el corazón.
    - Tenía un sentido de la verdad de esos que producen muchas dificultades en la vida diaria.
    - Su hilaridad se despertaba siempre que le decían un absurdo.
    - Ni siquiera un pájaro hacía oír sus trinos en la copa de los árboles.
    - Ha alcanzado la edad en que los hombres prefieren mujeres no mayores que sus hijas.
    - Acabó notando que su corazón se llenaba, hasta rebosar, de una amargura concentrada.
    - Cuando en un jardín hay un yerbajo que estorba, hay que arrancarlo.
    - No he buscado pompas ni alardes en mi existencia, ni deseo que en mis exequias los haya.
    - Solo la belleza merecía la pena de ser amada.
    - Desde que se sentía vieja bastaba que le negasen o aplazasen la satisfacción de sus deseos para que se entregase a locos accesos de rabia.
    - Resultaba extraño poder mirarlo con un amor sin ansia carnal, toda serenidad y consuelo.
    - Ya no era joven y su pasión se extinguía sin satisfacerla, pero la memoria de su amor permanecía inalterable.
    - En la fuerza cabe siempre confiar, mientras la debilidad se presta a toda clase de dudas.
    - Suponía que de ganarse la simpatía de las mujeres, no tardaría en obtener la de los hombres.
    - Conocía hasta el último latido de su corazón y el último repliegue de su cerebro.
    - Al invitado nunca se le envenena dentro de la casa.
    - Persistía el calor del sol y no había empezado el frescor de la noche.
    - Nadie puede ser espectador desinteresado de lo que sucede.
    - Negada la satisfacción de la carne, tenían ensamblados los pensamientos y compenetrados los corazones.

    ResponderEliminar
  82. - El demonio encuentra siempre terreno abonado en las manos que permanecen ociosas.
    - Sabía tratar a los niños y en su compañía el tiempo pasaba rápidamente.
    - El nuevo juego les excitó tanto que las risotadas llegaron a ser clamorosas.
    - Al final de la jornada se encontraba tan cansada que dormía como un leño.
    - Su espíritu le permitía reír en los momentos de mayor dificultad.
    - No tenía ninguna esperanza para el porvenir si no era la de continuar con su vida modesta.
    - La vida no valdría la pena de ser vivida si tuviera de preocuparme del porvenir como del presente.
    - Poseía el don femenino de la adulación delicada.
    - No me he adaptado a la brutalidad de la lucha por la vida.
    - Sus ojos azules se habían descolorido, sus parpados eran pesados y la boca, que había perdido ya la líneas netas de la juventud, era pálida y débil.
    - Quería dar la impresión que fracasar en la vida es cosa más delicada y exquisita que triunfar.
    - Hacía algún tiempo que había descubierto la dignidad del silencio.
    - Era débil y vanidoso, tan vanidoso que hacía falta mucho cuidado para no herirle.
    - Siempre es más importante amar que ser amado.
    - No se pueden romper unas relaciones sin que uno de los dos sufra. Son sufrimientos que no duran.
    - Nunca pensé que pudiera acabarse y sin ninguna culpa por mi parte.
    - Si se quiere que un hombre se comporte bien es necesario tratarlo mal.
    - Se sentía contento de poder demostrarle su amor recordando todos sus gustos.
    - El sol de la tarde iluminaba la escena.
    - No era apta para la lucha por la vida.
    - Su carácter afectuoso no había tenido nunca muchas ocasiones de manifestarse.
    - No encontraba nada que elogiar o que criticar en las acciones humanas.
    - Probablemente el dinero es más importante que el amor.
    - No hay que permitir que la desvaloricen a una.
    - Hubiera querido hablarle fríamente pero estaba tan trastornado que se dio cuenta que los pensamientos se confundían.
    - No leía nunca un libro y era ciego para todo lo que no fuere frívolo y vulgar.
    - Disfrutaba de su carácter divertido y tenía la respuesta pronta.
    - Cuando estaba a su lado era feliz y lejos de ella todo le parecía frío y gris.
    - Si me quisiera nada más que la cuarta parte de lo que yo la amo no querría permanecer lejos de mí ni un día más de lo necesario.
    - Ignoraba la felicidad de un amor que se torna tan indispensable como el alimento que se toma y el aire que se respira.
    - Hubiera querido hablarle fríamente pero estaba tan trastornado que se dio cuenta de que sus pensamientos se confundían.
    - No leía nunca un libro, y era ciego para lo que no fuera frívolo y vulgar.
    - Demostró una habilidad especial para decirle cosas que sabía que habían de herirla.
    - Podía saber toda la profundidad a la que podía descender la abyección humana.
    - Carecía de piedad, de bondad, de caridad
    - Sentía que no podía vencer su pasión, pero sabía al mismo tiempo que era una cuestión de tiempo el lograrlo.
    - Comprendía que se encontraba en las puertas de la locura.
    - No sabía que fluido pasaba de un hombre a una mujer o de una mujer a un hombre para convertirlos a uno en el esclavo del otro.
    - Sabía que si la ocasión se repitiera volvería a suceder lo mismo.

    ResponderEliminar
  83. continuación de SERVIDUMBRE HUMANA.
    - El dolor le descomponía el rostro y, no obstante, experimentaba un extraño alivio desahogándose.
    - Sentíase desilusionado y también irritado, pero su amor propio sufría más que su corazón.
    - No es muy agradable el don de saber reír de nuestra propia condición absurda.
    - Le gustaba bromear y se tomaba la vida alegremente.
    - No había en aquel lugar bien ni mal, sino sólo hechos: la vida.
    - El único modo de vivir es olvidando que es necesario morir.
    - El temor a la muerte no debía tener la menor influencia sobre las acciones del hombre sabio.
    - ¿Qué importa las condiciones en que se vive si en sueños puede uno hacerse dueño del tiempo y del espacio?
    - Le parecía ofensivo su aire de superioridad y aburrida su conversación.
    - Aquella cosa que yacía en la habitación de al lado, que había sido un hombre y que ahora no era nada, le asustaba.
    - Era amable y cordial y sabía dar ánimos.
    - Es más fácil tratar con hombres enfermos que con mujeres enfermas.
    - Leer, buen pasatiempo para un enfermo hospitalizado.
    - No es el murmullo de un arroyo, sino la voz tumultuosa de un torrente.
    - No decía cosas extraordinarias pero tenía un inspirado modo de hablar que excitaba la fantasía.
    - Debemos aprovecharnos de todas las ventajas que ofrece la sociedad.
    - Debió de haber sido bella pero los años y la fatiga la habían estropeado.
    - Cuando las mujeres tienen ideas sucede un contratiempo.
    - No puede pretenderse que quede satisfecha la razón y al mismo tiempo el sentido estético.
    - No sé qué es lo que engendra el amor; pero, sea lo que sea, es sólo eso lo que cuenta.
    - Hubiera sido feliz arrojándose al suelo para ser pisoteado.
    - Era una de esas mujeres que no pueden comprender que un hombre se inhiba de la obsesión sexual de la que ellas son víctimas.
    - La pérdida era demasiado importante para concluir la partida.
    - Que es lo que empuja a las personas a hacer lo contrario de las teorías que siempre han defendido.
    - Después de haber desaprobado su conducta veía al cabo de los años que se cumplían sus augurios.
    - La gente se mata más por falta de dinero que por falta de amor.
    - La sensación de su miseria le envilecía y se avergonzó de haber dormido al aire libre.
    - La noche interminable le asustaba.
    - Lo módico de la suma acentuaba la miseria de su situación.
    - No dejaba nunca aquella casa sin experimentar una sensación de optimismo.
    - Estaba acostumbrado a la soledad, y no poder quedarse un minuto consigo mismo le exasperaba.
    - Sin fijar la mente en ningún lado dejaba a aquellas esculturas la tarea de calmar su alma turbada.
    - Sus facciones revelaban deseos abyectos y se veían que eran extraño a toda idea de belleza.
    - Siglos y siglos habían pasado sobre aquel dolor.
    - La lluvia caía de la misma forma sobre el justo que sobre el malvado.
    - Para nada existía una razón.
    - El sabio resumió la historia del hombre en una sola línea: nació, sufrió y murió.
    - Comprendió de pronto que el viejo le tenía miedo a la muerte.
    - La debilidad de la naturaleza humana siempre le producía frustración.
    - Creía que se había portado lo suficiente bien para irse derecho al paraíso en cuanto muriera.
    - El invierno pasó y los árboles del parque se cubrieron de brotes y de hojas.
    - A veces permanecía escuchando el silencio de la noche.

    ResponderEliminar
  84. Continuación de SERVIDUMBRE HUMANA
    - ¡que caro se paga el privilegio de ser superiores a los animales!
    - El sol lanzaba sus ardientes rayos desde el cielo sin nubes Pero los árboles del jardín proyectaban una sombra fresca y agradable.
    - La experiencia le había dado cierta confianza en sí mismo y un distinto modo de considerar las cosas.
    - El rÍo que corría ante sus ojos le decía que todo pasaba, y que nada tenía importancia.
    - <>, no es una maldición que pesa sobre el género humano, sino el bálsamo que le reconciliaba con la existencia.
    - Si la vida le ofrecía tan poco, ¿quién podía llorarle porque había muerto?
    - La falta de dinero hace que un hombre se vuelva mezquino y avaro.
    - Era necesario tener el corazón un poco seco para no encontrarse a gusto con aquella gente.
    - Resultaba agradable caminar juntos y ninguno de los dos tenía necesidad de hablar.
    - Le parecía que tenía el corazón hinchado y creía notar que estaba a punto de romperse.
    - Pocas personas tenían tanta conciencia de lo transitorio de la vida y de la necesidad de extraer de ella todo lo posible.
    - Los hechos de la vida no cuentan nada para los que con el poder de la imaginación posee los reinos gemelos del espacio y el tiempo.
    - El escarnio de que había sido objeto le había hecho replegarse en sí mismo y encontrar flores que nunca habían perdido su perfume
    - .Lo único razonable era aceptar la bondad de los hombres y soportar con paciencia sus defectos.
    - Aquel amor le había producido tanto sufrimiento que nunca lograría liberarse completamente de él.
    - Durante toda su vida había seguido un ideal instigado por los escritos y las palabras de otras personas y nunca por los deseos de su corazón.
    - Había vivido siempre para el futuro y el presente se le había escapado de las manos.

    ResponderEliminar
  85. EN CEJUNTA Y GAMUD.
    - No basta ser imbécil por la mañana, hay que serlo también por la tarde.
    - Orinar en la vía pública es una función natural que únicamente no se permite a los niños.
    - Ellos simulan una inocencia que no tienen y ellas alardean de una experiencia que frecuentemente no poseen.
    - Más vale uno seguro que dos probables.
    - El destino del viaje es lo importante y el hecho de llegar algo secundario.
    - En Cejunta hay una escalera que sólo tiene peldaños impares.
    - Con el tiempo los ánimos se apaciguan y todo vuelve a la normalidad.
    - Prefieren no cumplir la ley a hacer algo que repugne a sus conciencias.
    - Le ofrecen pasteles envenenados o ropas envenenadas de alguna sustancia mortífera que si se coloca sobre la piel la mataría en un instante.

    ResponderEliminar
  86. DEMASIADA FELICIDAD
    - Solo los actos contra pocas personas se consideran malos y terribles.
    - Estuve loco una época pero me he liberado de mi propia locura como el oso muda el pelaje o como la serpiente muda la piel.
    - Lo único que hago es recordarle a la gente lo que nadie puede soportar que le recuerden.
    - No le gustaba oír a los que hablaban de lo básico delicado y respetable que era trabajar la madera.
    - Era como ponerse enfermo por falta de ventilación.
    - Tanto esfuerzo y tanta tensión solo podía crear valores falsos.
    - Han invitado a los vecinos para que no se quejen del ruido.
    - No puede estar sentada al sol pero a la sombra tiene escalofríos.
    - Nunca ha llegado a comprender eso de hacer cola para ver un momento al autor y después marcharse con el nombre de un desconocido escrito en tu libro.
    - Se considera una persona a la que jamás volverán a tomar el pelo.
    - Sus labios brillan como pétalos de flor y los parpados están sembrados de ocre.
    - Le gustaba la lectura seria aunque eso no podía sustituir los estudios universitarios.
    - No dieran unos consejos que yo no había pedido.
    - No escuches nunca a quien quiera rebajarte por trabajar honradamente.
    - Es curioso la de cosas diferentes que se esconden en diferentes épocas.
    - Estaba sentada con una sonrisa en el rostro, para dar a entender lo encantada y privilegiada que se sentía de estar allí.
    - Como se suele decir es privilegio de la mujer el cambiar de idea.
    - Tenía más suerte que la mayoría de las personas al vivir lo que él llamaba la experiencia de la casi muerte.
    - Había sido una bebedora de vino tan diligente que muchos olvidaban que tenía completamente prohibido el beber.
    - Algunas mujeres se especializan en hombres necesitados de ánimos, dispuestas a exhibirse para demostrar su generosidad.
    - En la vida tienes unos cuantos sitios donde ocurrió algo, o quizá uno solo y después todos los demás.
    - No imaginaba que mi buena disposición se debía más a la curiosidad que a su encanto.
    - Por mucho que la miraras no llegabas a saber si era realmente guapa y cuantos años tenía.
    - Su ignorancia desencadenaba un placer que se derretía en la lengua como un caramelo.
    - Quizás los recuerdos de la infancia son los más importantes.
    - Un edificio hermoso cuando yo me lo esperaba simplemente grandioso.
    - Lo que quiera que lo hiciera guapa desapareció de su rostro y de sus ojos marrones.
    - Lleva una vida de desnutrición, suciedad e incomodidades por decisión propia.
    - No está en contra de la idea de que las personas ganen dinero a costa de quienes quieran gastarlo.
    - Le contó por carta que no sabía si iba camino de la felicidad o de la amargura.
    - Una vez que llegaba a la conclusión que cierta forma de actuar era la correcta la seguía hasta el final.
    - Recuerda que cuando un hombre sale de una habitación se lo deja todo en ella. Cuando sale una mujer se lleva todo lo que ha ocurrido allí.
    - Cuando tienes buena salud basta un ligero decaimiento o el principio de una enfermedad para volver al refugio de la lengua de la infancia.
    - Tenía la cabeza demasiado llena de ideas excepcionales y brillantes para seguir hablando con la gente.

    ResponderEliminar
  87. DEMASIADA FELICIDAD
    - Solo los actos contra pocas personas se consideran malos y terribles.
    - Estuve loco una época pero me he liberado de mi propia locura como el oso muda el pelaje o como la serpiente muda la piel.
    - Lo único que hago es recordarle a la gente lo que nadie puede soportar que le recuerden.
    - No le gustaba oír a los que hablaban de lo básico delicado y respetable que era trabajar la madera.
    - Era como ponerse enfermo por falta de ventilación.
    - Tanto esfuerzo y tanta tensión solo podía crear valores falsos.
    - Han invitado a los vecinos para que no se quejen del ruido.
    - No puede estar sentada al sol pero a la sombra tiene escalofríos.
    - Nunca ha llegado a comprender eso de hacer cola para ver un momento al autor y después marcharse con el nombre de un desconocido escrito en tu libro.
    - Se considera una persona a la que jamás volverán a tomar el pelo.
    - Sus labios brillan como pétalos de flor y los parpados están sembrados de ocre.
    - Le gustaba la lectura seria aunque eso no podía sustituir los estudios universitarios.
    - No dieran unos consejos que yo no había pedido.
    - No escuches nunca a quien quiera rebajarte por trabajar honradamente.
    - Es curioso la de cosas diferentes que se esconden en diferentes épocas.
    - Estaba sentada con una sonrisa en el rostro, para dar a entender lo encantada y privilegiada que se sentía de estar allí.
    - Como se suele decir es privilegio de la mujer el cambiar de idea.
    - Tenía más suerte que la mayoría de las personas al vivir lo que él llamaba la experiencia de la casi muerte.
    - Había sido una bebedora de vino tan diligente que muchos olvidaban que tenía completamente prohibido el beber.
    - Algunas mujeres se especializan en hombres necesitados de ánimos, dispuestas a exhibirse para demostrar su generosidad.
    - En la vida tienes unos cuantos sitios donde ocurrió algo, o quizá uno solo y después todos los demás.
    - No imaginaba que mi buena disposición se debía más a la curiosidad que a su encanto.
    - Por mucho que la miraras no llegabas a saber si era realmente guapa y cuantos años tenía.
    - Su ignorancia desencadenaba un placer que se derretía en la lengua como un caramelo.
    - Quizás los recuerdos de la infancia son los más importantes.
    - Un edificio hermoso cuando yo me lo esperaba simplemente grandioso.
    - Lo que quiera que lo hiciera guapa desapareció de su rostro y de sus ojos marrones.
    - Lleva una vida de desnutrición, suciedad e incomodidades por decisión propia.
    - No está en contra de la idea de que las personas ganen dinero a costa de quienes quieran gastarlo.
    - Le contó por carta que no sabía si iba camino de la felicidad o de la amargura.
    - Una vez que llegaba a la conclusión que cierta forma de actuar era la correcta la seguía hasta el final.
    - Recuerda que cuando un hombre sale de una habitación se lo deja todo en ella. Cuando sale una mujer se lleva todo lo que ha ocurrido allí.
    - Cuando tienes buena salud basta un ligero decaimiento o el principio de una enfermedad para volver al refugio de la lengua de la infancia.
    - Tenía la cabeza demasiado llena de ideas excepcionales y brillantes para seguir hablando con la gente.

    ResponderEliminar
  88. LA FORJA DE UN REBELDE.
    - Cuando le mira a uno, sus ojos parecen los ojillos de un pájaro.
    - Sobre el cogote me cae una gota, y el gato me lame la cara.
    - Es curioso ver la dificultad que todos los animales tienen para caminar hacia atrás.
    - No me despierten hasta las cinco, que me despierto yo solo.
    - Pertenecía a una raza de hombres que casi había desaparecido: era artesano y señor.
    - Todo el valle huele a carne asada y a humo de retama y de tomillo, y la gente empieza a tener hambre y a meter prisa a los cocineros.
    - Hay un reloj tan viejo que sólo tiene una manilla porque cuando lo hicieron, los hombres no contaban aún los minutos.
    - Lo que no se aprende de muchacho no se aprende de machuelo.
    - En España no se leía porque la gente no tenía bastante dinero para comprar libros.
    - Para ordeñar a las vacas hay que apretarle las ubres.
    - Se oyen las blasfemias más horribles y las frases más delicadas.
    - Mecánicamente se sigue detrás de los que van delante y delante de los que van detrás sin rebelarse.
    - Aunque todos están contra nosotros; nosotros estamos contra todos.
    - Hay un camino negro de hormigas que van y vienen llevando granitos al hormiguero.
    - Como ha viajado mucho ya no hace caso de curas ni de frailes.
    - De casa del notario salimos todos enemigos.
    - Me mira con los ojos de un perro que teme que le abandone su amo.
    - De todos los herederos los más felices son los más pobres.
    - ¡Me gustan tanto las piernas de las muchachas que saltan a la comba delante de mí!
    - Necesito chillar, discutir, echar fuera lo que llevo dentro.
    - Hay que gruñir a los niños pequeños para que no lloren.
    - En la buhardilla no somos ricos pero somos felices.
    - Tener hijos es un placer que se paga muy caro.
    - Roncaba como un cerdo comiendo en una artesa de patatas cocidas con mucha agua.
    - Tenía sesenta y cuatro años y el trabajo y las penas la había desgastado.
    - No hay más que una forma de tratar a los moros si quieren que te respeten y es a palo limpio.
    - Es terroríficamente fácil para el hombre el caer en el estado de bestialidad.
    - Al principio leía; poco a poco me iba olvidando de abrir un libro.
    - En la guerra los hombres se casan por el hecho de que son incapaces de pensar.
    - Todos los oficios tienen su quiebra.
    - Abandoné la lectura y deje correr libremente mis pensamientos.
    - Nadie sabía exactamente el número de sus hijos ilegítimos.
    - Tenía una inteligencia limitada.
    - Aprendía con gran facilidad y recordaba cada cosa aprendida, pero era incapaz del más pequeño esfuerzo creativo.
    - Durante días tuve que soportar los consejos desinteresados que todos se encontraban en la obligación de darme.
    - La amistad entre gente que ha estado juntos en una guerra es un sentimiento extraño.
    - Tenga usted hijos para que se los maten.
    - Tenía la insolencia de un hombre que se ha enfrentado con la muerte.
    - Solíamos discutir detalles de las pinturas en un susurro de iglesia.
    - Pretender que la buena voluntad es bastante para hacer una labor provechosa es ingenuidad.
    - Donde hay dinero siempre hay una solución.
    - No se hacen tortillas sin romper huevos.
    - Lo único que yo quería era volver a mis raíces.

    ResponderEliminar
  89. Continuación de LA FORJA DE UN REBELDE.
    - Necesitaba estar con gente, que no exigiera cosas de mí.
    - Los buenos tiempos están detrás de la esquina.
    - La masa gris de sus cabellos, daba una seriedad a su cabeza que los ojos alegres y la boca desmentían.
    - En el aire colgaba un olor de amanecer lluvioso.
    - Sentía un peso en la boca del estómago como si quisiera llorar sin poder.
    - Siempre es bueno encender una vela a Dios y otra al santo.
    - Por los cristales rotos entraban la guerra algo donosa y fría.
    - Se caminaba con la muerte al lado.
    - Un insecto vivo es una maravilla que se puede contemplar horas y horas.
    - En el fondo de mi mente estaba el deseo de acabar con ésta situación ambigua.
    - A la luz del día todo el mundo era un amigo, por la noche cada uno podía ser un enemigo.
    - Habíamos echado a rodar la bola.
    - Quería llorar a gritos.
    - ¡Qué difícil es el dormir!
    - Había tanto dolor por todas partes que no quería causar un dolor más.
    - Tú te lo guisas y tú te lo comes.
    - Mentir es muy difícil.
    - No tenían nada que hacer y criticaban y contaban historias llenas de malicia.
    - Hay muchas cosas que no veo claramente: dicen que hasta que uno no está a punto de morirse no se ven.
    - Un aristócrata tenía un derecho moral de ser fascista.
    - Me impidieron caer en una melancolía cercana a algo muchísimo peor.
    - Me invadió un terror infinito. Me sentía lanzado en abismos sinfín.
    - Habrá un tiempo en que todos serán socialistas, pero muchos tendrán que morir antes.
    - Se había casado porque el hombre debe de clavar sus raíces alguna vez.
    - ¿Qué puede hacer un hombre viejo como yo?
    - El dolor sordo que se había apoderado de mí no me abandonaba.
    - Cuando veía el ruido de la batalla no veía sino españoles muertos en ambos lados.
    - Sufre y aguántate pero no te encierres sobre ti mismo y comiences a dar vueltas adentro.
    - La única cosa que puedo hacer es no hacer nada.
    - Mi cerebro giraba como una mula ciega encadenada a una noria.
    - Aquella mañana de domingo era maravillosamente azul.
    - En la calle llena de sol y vacía, un viento de primavera temprana mes azotó en la cara.
    - Estábamos destruyendo nuestras propias ciudades y matando nuestros propios hombres.
    - Su mujer le estaba mirando con el asombro y los ojos castaño oscuro de una vaca.
    - Los ruidos de la gran ciudad, me golpeaban en el fondo del cerebro.

    ResponderEliminar
  90. LA TEMPLANZA.
    Jamás logré deshacerme de esa angustia negra que te deja en el alma el haberle visto el rostro a la muerte.
    Después de tantos años peleando uno no se acomoda fácilmente a ver las cosas desde la distancia.
    Cuanto más fuerte apuestas, más grande es la caída.
    Los tiene adiestrado como macacos de feria, no osan traicionar la mano que les da de comer.
    Les chorreaba el colmillo cada vez que olfateaban una oportunidad.
    Era un oportunista capaz de vender a su padre por un plato de chicharros.
    Miro al cielo buscando entre las estrellas algún astro capaz de arrojar algo de luz sobre su destino incierto.
    En algún sitio alguien levantó un tapón.
    La oscuridad era cavernosa, por la ventana no se colaba ningún rayo de luna.
    Seres cuya entereza se mecía como un junco apenas se sentían despojados de su riqueza.
    Ojalá pudiera sentir el suelo estable bajo sus pies.
    Para todo hay una excusa una justificación o un pretexto.
    El tatarabuelo, el bisabuelo, el abuelo se desloman para hacer un patrimonio, hasta que llega el momento en que se rompe la cadena: los hijos se relajan en empeños y ambiciones, u ocurre una tragedia que lo trunca todo, o los nietos se despendolan y lo echan a perder.
    Para lo bueno y para lo malo, cada cual iba haciéndose dueño de su propio destino.
    El testamento es la justa expresión de la voluntad acerca de aquello que uno quiere que se haga después de su muerte.
    Alguien que te mira como si quisiera llegar al fondo de tus entrañas para saber de verdad quien eres.
    Mantenía la mente ocupada y dejaba las horas transcurrir.
    Este ofrecimiento no es un brindis al sol, sino una autentica mano tendida.
    La vida a veces nos sorprende con sus carambolas.
    Había transgredido todas las normas más elementales de la sensatez y la legalidad.
    Hay cosas que van más allá de lo que creemos que somos capaces de controlar.
    Aunque escarbó en lo más profundo de su repertorio, no encontró palabras para replicar.
    Sardina que se lleva el gato tarde o nunca vuelve al plato.
    Con la edad nos acecha el deterioro irreversible.
    A ver si logramos que el sueño traiga a nuestras pobres cabezas un poco de serenidad.

    ResponderEliminar
  91. Continuación de LA TEMPLANZA.
    No tenía ningún sentido seguir hurgando en lo que ya no podía ser.
    La vida se vuelve a veces perra y traicionera
    Allá donde yo vaya, mis cargas conmigo habrán de venir.
    La mayor parte del tiempo vivió con la pureza de un silencio al que apenas le costó acostumbrarse.

    ResponderEliminar
  92. FÁBULAS DEL SENTIMIENTO.
    Una parte de la felicidad consiste en no haber sido antes feliz.
    Un cobarde encuentra cualquier subterfugio para soslayar sus obligaciones.
    En el patio había visto morir congelados algunos pájaros que no lograron seguir a la bandada.
    Las lágrimas no provenían de las emociones de la celebración sino del desasosiego con que llevaba aquellos meses llenos de presentimientos e incertidumbres.
    Cualquier palabra resulta vana si no es necesaria, y pocas lo son.
    Los niños cuando están más guapos es cuando tienen la boca cerrada.
    No estoy nada segura de lo que me pasa, y entre lo que de veras me puede estar pasando lo que menos me gusta es reconocer que estoy mala.
    Lo que pasa en la vida es siempre más vulgar que lo que se piensa.
    La mala suerte hay que repartirla como la felicidad.
    Anoche soñé que no estaba en el mundo o que no había mundo donde estaba.
    El lastre es la huella de un camino que se desconoce y la inseguridad de transitarlo nos llena de angustia.
    Los cuentos que no entienden los niños son los cuentos que tienen más deudas con la vida que con la fantasía.
    Le gustaba vivir y gastar y todo lo que llegó a sus manos lo dilapido sin miramientos.
    De pronto todo sucede al revés, o las cosas dejan de ser como son sin que nada se sostenga alrededor de uno.
    La ausencia de medicamentos aumentaba la sensación de abismo.
    Llevamos el camino contrario como si uno fuese a la luz y otro a las tinieblas.
    Una persona no puede estar tan amargada si no hay motivo.
    No tenía siquiera el valor de un secreto que ilumina la vida de quien lo mantiene.
    El rencor fluía sin que nadie se librase de sus salpicaduras.
    Lo que se recuerda es casi siempre mucho más que lo que se vive.
    Lo que se recuerda es casi siempre lo que se pudo vivir y no se vivió.
    La avaricia la sustituiremos por la templanza, pero la lujuria la dejaremos en su sitio.
    La vida solo consiste en estar uno al lado del otro, sin que haya sucedido nada y nada vaya a suceder.

    ResponderEliminar
  93. Continuación de FÁBULAS DE SENTIMIENTO.
    El destino de los amantes no es otro que hacer del amor una profesión.
    Todo deja de ser como es cuando menos se espera.
    Lo que no se valora es lo que menos se considera y lo que mejor se olvida.
    El tiempo siempre dura más cuando menos se necesita.
    Nunca el último que se iba a casa ni el primero en llegar a ningún sitio.
    La mano más generosa y sincera es la que se tiende antes de que sea precisa la palabra.
    Las amenazas por correo y a ser posible certificado.
    Se sabe de dónde se viene pero no adónde se va.
    El mundo no va a ser mejor por mucho que nos empeñemos.
    La desconfianza es uno de los términos opuestos al sentido de lo que la amistad exige.
    Nunca se vio a nadie que estrellara tres días seguidos el coche en el mismo árbol.
    El que trabaja su sombra desgasta.
    No pasaban de ser unos desgraciados, que eso habían sido siempre y eso seguirían siendo sin remedio.
    Siempre decimos que tenemos que vernos pero nadie se anima.
    Parece mentira que grandes compañeros que tantas cosas compartieron, pudieran sentirse tan ajenos y tan lejanos al recordar lo que les pertenecía.
    Los disgustos no son ninguna novedad. La novedad la calidad de los mismos, el modo en el que sobrevienen y asustan.
    Ni siquiera aquel con el que no te hablas va a negarte lo preciso en caso de necesidad.
    Tengo poco interés en rescatar lo que he olvidado.
    Nadie tiene derecho a saber más de los demás que ellos no quieran.
    La gente recta viene de cara.
    El tiempo se había borrado de la voluntad de reconocerlo a base de no reparar en ello.
    No hay retrato que no contenga la historia de quien lo motiva.
    Siempre hay una muñeca de trapo en la mano de cualquier niña abandonada.
    Las heridas que más duelen son las que no se ven. El peor de los dolores es el que no sangra.
    Nadie ofreció nada a esta pobre mujer, quien se acercó a su lado fue para solicitar o exigir.

    ResponderEliminar
  94. LA HERMANDAD DE LA BUENA SUERTE.
    La dignidad humana es la expresión moral de nuestro andar con la cabeza bien alta.
    Cuando llegas a mi edad ya te habrás visto en otras buenas y en muchas malas.
    Como suelen ser bajitos, el alcohol se le sube enseguida a la cabeza.
    No nos engañemos la profesión más antigua del mundo es la de ladrón.
    Aguardar, siempre aguardar cuando hiciere falta y hasta un poco más todavía.
    Era pudoroso y casi ascético en sus relaciones con el sexo enemigo.
    Es bueno llorar, es sano, aunque no esté de moda, sobre todo a mi edad.
    Las ganas de perdición son lo último que se pierde.
    Son tan bonitos los enigmas y tan tristes las soluciones que los aclaran.
    Tiene una facilidad céltica para contar leyendas.
    El hombre que tiene la suerte a su favor es más raro que un cuervo blanco.
    No somos nosotros quienes dejamos el vicio, sino que es el vicio quien nos deja en paz.
    Quien es abandonado para una cosa, pronto lo será para lo demás.
    Tenía la suficiente experiencia como para considerar seguro que lo que de veras cuenta no es resultar un triunfador sino no ser un inútil.
    ¡Qué claro está todo cuando ya no hay nada que hacer!
    Todo lo que puede empeorar no suele renunciar a hacerlo.
    Nadie bosteza en un carro que te lleva al patíbulo.
    No existe poder terrenal aceptable, solo apisonadores de la dignidad humana.
    Lo que no sistematiza, primero nos pervierte y luego nos destruye.
    Se puede gobernar sin crímenes pero jamás sin injusticias.
    El alma limpia debe renunciar a intervenir en las componendas.
    Vivir no es necesario pero es necesario navegar.
    Lo único humillante es no ceder a la razón.
    Todos vivimos de ilusiones y de inconveniencias.
    Una reina no deja nunca de serlo aunque se vea destronada.
    Más vale un final con horror que un horror sin final.
    Cuando uno deja de ver la propia sombra es señal de que su materialidad se ha depurado y ya es imperecedero.

    ResponderEliminar
  95. EL ARTE DE LA GUERRA.
    La mejor victoria es vencer sin combatir.
    Donde hay grandes recompensas hay hombres valientes.
    Un ejército es como el fuego si no lo apagas se consumirá por sí mismo.
    La victoria puede ser percibida pero no fabricada.
    La defensa es para tiempo de escasez, el ataque para tiempo de abundancia.
    No se necesita mucha fuerza para levantar un cabello ni mucho oído para escuchar el retumbar de un trueno.
    Un ejército victorioso es como un kilo comparado con un gramo.
    La energía de la mañana está llena de ardor, la del medio día decae y la energía de la noche se retira.
    Mira por tus soldados como miras por un recién nacido.
    Cuando los soldados se hallan ante un gran peligro pierden el miedo.
    El día en que se da la orden de marcha los soldados lloran.
    Corresponde al general ser tranquilo reservado, justo y metódico.
    Cuando las tropas afrontan peligros son capaces de luchar hasta obtener la victoria.

    ResponderEliminar
  96. HOMBRES BUENOS.
    Para hacer a los pueblos felices es preciso ilustrarlos.
    Había gente honorable que procuraba traer las luces y con ello dejar atrás siglos de oscuridad.
    Que la lengua española además de noble hermosa y culta sea ilustrada y sea sabia.
    Entre los claros de los tejados alcanzan a verse las estrellas.
    La experiencia demuestra que no hay nada más eficaz que alguien bien pagado.
    No tiene edad ni cuerpo para fatigas.
    En su arriesgado oficio, sonreír forma parte de las reglas.
    Los españoles seguimos siendo los primeros enemigos de nosotros mismos.
    Nos falta mucho para ser nación civilizada con espíritu de unidad.
    Basta alejarse unas leguas de cualquier ciudad para encontrarse entre bárbaros.
    ¿Me permite un comentario de cierta impertinencia?
    Solo un estado organizado y fuerte es capaz de proveer de progreso material y moral a una nación.
    La religión es la mayor forma de engaño inventada por el hombre.
    La aguja de coser hizo más por la felicidad del género humano que la filosofía de Aristóteles.
    No podía detener el progreso pero si meter arena en el mecanismo.
    Una golondrina no hace verano.
    Parece que mis perdices no se dejan desplumar por las buenas.
    El dueño de un idioma es el pueblo que lo usa.
    Nunca puede decirse de un cura que no es tu padre.
    Todo huele a antiguo, y la humedad ambiente no mejora los efluvios.
    No se hizo la miel para la boca del asno.
    Mientras hay vino en la mesa hay esperanza en el corazón.
    Cada tirano tiene esclavos que le merecen.
    ¡Qué de estrecheces pasa el sabio que no sabe lisonjear al vulgo ni al poderoso!
    El libro bueno es el que se vende.
    Unos cardan la lana y otros se llevan la fama.
    No son los tiranos los que hacen esclavos. Son los esclavos los que hacen a los tiranos.
    No hay mejor piedra de amolar cuchillos que la letra impresa.

    ResponderEliminar
  97. Continuación de HOMBRES BUENOS

    Ahora me enfurece la estupidez.
    No siempre es llegar y besar el santo.
    ¿ A dónde vamos a parar con tanta insensatez?
    Le gusta que le hagan los trabajos sucios pero quiere presumir de manos limpias.
    No es lo mismo desvestir santos que vestirlo.
    Tarde o temprano los extremos se tocan.
    Hay que reconocer que nadie sabe llevar los cuernos como un francés.
    Son la pasión y el vicio los que animan las composiciones del pintor del poeta y del músico.
    Algunos preferimos los vicios que nos divierten a las virtudes que nos aburren.
    Tengo con que llevar mi vida o lo que de ella me quede.
    Por desconfiar todavía no se ha muerto nadie.
    Ya pasó el tiempo en que la sinrazón me ponía furioso.
    Traer hijos a este mundo injusto, es sumar a todo una injusticia más.
    Le resulta absurdo dar a quien hizo un mal pequeño la oportunidad de que lo haga aún mayor.
    Todo se encara mejor con el estómago lleno.
    Riendo como un lobo malo.
    Todo en la naturaleza es cuestión de equilibrio.
    Una vez cambia de manos el dinero sigue siéndolo y además no tiene nombre: es de quien lo tiene.
    El dinero de los tontos es el patrimonio de los listos.
    No hay pero ni pera ni manzana que valga.
    Se puede traicionar a una mujer pero nunca sorprenderla.
    El amor es ligero volátil y se esfuma con el aburrimiento.
    Con la virtud no se hacen sino cuadros fríos y tranquilos, son la pasión y el vicio los que animan las composiciones del pintor.
    No hay escuela posible si no se levanta antes, en el mismo solar, un buen cadalso.

    ResponderEliminar
  98. EL ADIÓS DE LOS NUESTROS.
    Basta conocer a una persona para que la expresión de su rostro delate sus pensamientos.
    No pasa nada vuelvo a tirar el dado.
    Desentonaba como un esquimal con arpón incluido en la tórrida Cancún.
    Todos los gatos son pardos y ninguno de ellos en contra de lo que aparentan dichosos.
    Verdes las han segado.
    Dinero: simple papel pintado por el cual sin embargo la gente mataba y moría.
    Tuvo la sensación de que aquel que se encontraba ante sí era un total desconocido.
    No hay nada en el mundo que pueda compararse a una vida por delante.

    ResponderEliminar
  99. MICROQUIJOTES
    En el Quijote se dice más de lo que está escrito.
    Siempre despertaba antes de que Montesinos tuviera tiempo de dirigirle la palabra.
    Tienes el hábito de desvanecerte cada vez que voy a invitarte.
    Ese día no comen y esa noche no duermen.
    La España corrompida por el oro de las Indias.
    Algún día estaré preparado para leer éste monumento literario.
    Había fallecido sin haberse creído digno de leer ninguna de las ediciones del ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.
    No hay más leña que la que arde.
    Cada uno es hijo de sus obras.

    ResponderEliminar
  100. LA BUENA REPUTACIÓN.
    << ¿En qué cabeza cabe?>>
    << ¿La policía no es tonta?>>
    << ¿A otro perro con ese hueso?>>
    << ¿Qué si quieres arroz, Catalina?>>
    Todas las muestras de sumisión querían decir que el dinero de la colecta había llegado a su destino.
    Ni aunque pudieran permitírselo disfrutarían jamás de las cosas buenas de la vida.
    Le parecía que se aunaba la nobleza de la tradición con el confort de los nuevos tiempos.
    Fingía saber más de lo que sabía y conocer a más gente de la que en verdad conocía.
    Solo tenía que dejar que los demás creyeran lo que estaban dispuestos a creer.
    Hay gente a la que le cuesta ser feliz.
    Hay personas que para ser feliz necesitan cuidar de otras.
    Parecía siempre a punto de ser desbordada por los acontecimientos.
    Una hija no puede vivir tan lejos que no pueda llegar a tiempo al entierro de su padre.
    A todo el mundo le ocurría que en un momento dado, empezaba a tener menos futuro que pasado.
    En muy poco tiempo se había convertido en un anciano.
    Todo secreto genera nuevos secretos.
    Pensó que la viudez era el estado ideal de muchas mujeres.
    Para que remover unos hechos del pasado que no benefician a nadie y sólo pueden causar amargura.
    Su mirada transmitía una sensación de espiritualidad atormentada que podía ser simple cansancio.
    Como sería el mundo si solo arregláramos lo que estropeamos.
    Lo más sorprendente era que al día siguiente nadie parecía acordarse de lo ocurrido.
    ¿Cómo puede haber hormigas en un piso tan alto?
    Un hijo único nunca se queda sin cuento.
    El destino podía coger las rutas más intrincadas pero siempre acaba llegando.
    La vida podía ser hermosa sin ser perfecta. Más aun, la vida podía ser perfecta en su imperfección.

    ResponderEliminar
  101. EL IMPOSTOR. Javier Cercas.
    Son los libros imposibles los más necesarios, quizás los únicos que merecen la pena de intentar escribir.
    Es de los que mil veces prefiere que se hable mal de ellos a que no se hable en absoluto.
    Todo el mundo daba órdenes y todo el mundo las desobedecía.
    Los buenos mentirosos no sólo trafican con mentiras sino también con verdades.
    Las grandes mentiras se fabrican con pequeñas verdades.
    Lo más urgente después de la guerra es olvidar la guerra.
    Mientras haya gaviotas en el mar y niños que juegan no todo está perdido.
    La ficción salva pero la realidad mata.
    El misterio es el deseo de ver un misterio donde no hay ningún misterio.
    Voltaire:<>
    Una mezcla de verdades y mentiras es la forma más refinada de la mentira.
    Kitsch mentira narcisista que oculta la verdad del horror y la muerte.
    La satisfacción del deber cumplido todo lo compensa.
    Vargas Llosa sostiene que toda novela dice una verdad a través de una mentira.
    Desde Platón a Bertrand Russel se ha acusado a los autores de ficciones de propagar falsedades.
    Muchos niegan que las ficciones sean mentiras.
    No se conformó con escribir una novela y quiso vivirla.
    Podía decirle a unos y a otros lo que unos y otros querían escuchar.
    La primera regla de convivencia entre humanos es decir la verdad.
    Aunque sean de derechas y no pensemos como ellos tenemos que entendernos con ellos.
    Una de esas personas a las que haga lo que haga, se lo perdonas todo, como a un niño.
    Poseía la energía y la juventud que ya no poseía los deportados.
    Kongargenheitsbewältigung: superación del pasado mediante su revisión permanente.
    Nuestra incansable propensión a la novelería.

    ResponderEliminar
  102. MARARIA.
    Había una paz infinita en el horizonte y del lado del mar llegaba una suave brisa, tibia y salada.
    No fue una mirada amable pero tampoco fue lo contrario.
    Había luna y los campos estaban envueltos en una finísima gasa gris.
    Cantaban las cigarras y el viento se iba haciendo más fresco.
    A la izquierda resaltaba el rectángulo cuadrado del cementerio.
    La noche era agradable silenciosa y tibia.
    Un grillo comenzó a cantar en la puerta.
    En Femés no hay gallos para cantar la madrugada.
    Los perros de Femés son amigos de las moscas, a quienes nunca espantan por verdes que éstas sean.
    Abre la venta cuando el Sol comienza a anunciarse en el horizonte.
    Algunas comadres aseguran haberlas visto amamantando a lagartos y otras que a murciélagos.
    La madre le cantaba la nana canaria del arrorró y el coco.
    La mar hace a los hombres duros para el trabajo y resignados para la vida.
    Más soledad que allí no podía encontrar en parte alguna.
    Hizo tiempo para que le viniera la voz y continuó.
    Haciéndome preguntas y escarbando como las gallinas en mis respuestas.
    Cuando tiembla el cuerpo es también señal de que también tiembla el alma.
    Si corazón y seso no andan juntos poca será la paz que llene el alma.
    Es difícil probar la inexistencia.
    La más joven de las mujeres no pertenecía al gremio de los analfabetos.
    El negro de la sotana la ponía tan triste como el negro luto continuo de su madre.
    Los días amontonados unos tras otros adquirían la sensación de mi existencia.
    Una existencia que bien podría llamar paradisiaca.
    Un mundo que se hundía en las sombras de la noche inmensa, vacía y sin destino.
    Toda tragedia es dolorosa y su recuerdo insoportable.
    Comenzó a cantar folias con toda la fuerza de sus pulmones.
    Prosiguen su marcha y desaparecen por los grandes orificios de los años.
    Se pierde mucha vida cuando se cierran los ojos.
    Sostuve el taladro de su mirada con perfecta gravedad.
    Señaló, hacia el este, por donde el Sol comenzaba a manifestarse.
    Quería servirme y yo le dije << basta con que me ayudes>>
    Quise escarbar un poco más en su relato.
    Nada de lo que nace puede durar.

    ResponderEliminar
  103. ÉBANO.
    Este no es un libro sobre África, sino sobre algunas personas de allí, sobre mis encuentros con ellas y el tiempo que pasamos juntos.
    En la vida tampoco se puede conseguir todo; de no ser así, ¿qué quedaría para otros?
    Siempre son los niños los que se cuidan de los otros niños, los más grandes de los más pequeños.
    El mundo espiritual del africano es rico y complejo y su vida interior está impregnada de profunda religiosidad.
    Entre el hombre y el tiempo se produce un conflicto insalvable, conflicto que siempre acaba con la derrota del hombre: el tiempo lo aniquila.
    ¿Cuándo arrancará el autobús? << Cuándo se reúna tanta gente que lo llene del todo>>
    Toda la civilización del siglo XIX fue llevada al interior de África sobre las cabezas de sus habitantes.
    En África se dirigiera la vista donde se dirigiera, todo estaba lejos, todo estaba desierto, deshabitado, infinito.
    Puesto que no había medio de transporte rodado en este inmenso continente, en el pasado tampoco había caminos.
    Estamos en medio de la noche oscura y de repente emerge el sol.
    Millones de africanos fueron transportados al otro lado del Atlántico para que allí construyeran la riqueza y el poderío del Nuevo Mundo.
    Composición del hombre la sangre que ha heredado de su madre y el espíritu que ha heredado de su padre.
    En África el pasar el tiempo en compañía de los allegados constituye uno de los valores más preciados y todo el mundo intenta respetarlo.
    La tierra es sagrada. La tierra da vida a la gente y lo que da vida a la gente es sagrado.
    Aunque ha empezado una nueva vida, se conserva la vieja costumbre de los tiempos de la eterna pobreza.

    ResponderEliminar
  104. continuación de ÉBANO.
    Dependiendo del color de la piel todo el mundo tenía asignado el papel y el lugar que le correspondía.
    Se puede vivir bajo el mismo techo y, sin embargo no conseguir comprenderse, no lograr encontrar una lengua común.
    El robo es una forma –cierto que desagradable –de nivelar las desigualdades.
    La sed verdadera prolongada en los trópicos es una acción mortificante y destructiva más difícil de dominar que el hambre.
    Los yoruba creen que si la sombra abandona al hombre éste morirá.
    Morían de hambre, una muerte que es la más silenciosa y sumisa de las que existen.
    Los separaba la lucha por el poder los unía la mentira.
    No conocía piedad con el adversario.
    Era un billete de lotería premiado.
    La mayor parte de los blancos ha muerto en el mundo no a manos de negros sino de blancos.
    A nadie le interesa que si fulano es sabio bueno y amable. Será clasificado y valorado en función de su procedencia.
    El niño carece de instinto de conservación, no siente ni comprende el horror de la muerte, desconoce el miedo que solo la madurez le hará conocer.
    Para que no se pierda ni una gota de agua, tienen que caminar intentando mantener el equilibrio de sus menudos cuerpos infantiles.
    El conflicto de Ruanda no solo consistía en un desacuerdo entre castas sino que era un choque violento entre dictadura y democracia.
    Lo que más aterra es que unos hombres inocentes han dado muerte a otros hombres inocentes sin motivo alguno.
    Campamento de Itang: la vida que se lleva en ellos es un tormento, un triste vegetar siempre al borde de la muerte.

    ResponderEliminar
  105. continuación de ÉBANO.
    La gente sabe muy poco de los campamentos, pues a semejantes lugares de sufrimiento colectivo el mundo los aísla escrupulosamente y no quiere hablar de ellos.
    La naturaleza es algo a lo que no hay que oponerse.
    Entre los niños el hambre es algo habitual una segunda naturaleza.
    Lo que piden no es pan fruta o dinero. Piden un lápiz o un bolígrafo.
    Nos movemos en un mundo en que la miseria condena a muerte a unos y convierte en monstruo a otros.
    Según el principio reinante una cosa estropeada jamás se reparará.
    Los tuareg entierran a sus muertos en el desierto en cualquier lugar obedeciendo una sola regla: no volver allí nunca más.
    A veces tenemos que recorrer varios kilómetros antes de toparnos con otro.
    La discusión exige mirar al rostro del hablante: que se vea si su rostro y sus ojos dicen lo mismo.
    Si el rayo destruye al árbol también morirán las personas que han vivido a su sombra.
    El desierto te enseñará una cosa que hay algo que se puede desear y amar más que a una mujer, la sombra.

    ResponderEliminar
  106. FAHRENHEIT 451.
    Tiene que haber algo en los libros, para que una mujer sea capaz de permanecer en una casa que arde.
    Diez minutos después de la muerte, un hombre es una nube de polvo negro.
    La muchacha es una bomba de relojería, ella no quería saber cómo se hace algo sino por qué.
    Los libros no dicen nada apagan las estrellas y extinguen el sol.
    Se ha calculado que en época diversa once mil personas han preferido morir antes de someterse a romper los huevos por la parte más puntiaguda.
    No podemos determinar el momento exacto en el que nace la amistad.
    A buen fin no hay mal principio.
    Debería decidir usted con qué oído quiere escuchar.
    Era su propia partida de ajedrez la que estaba viendo, movimiento tras movimiento.
    No juzgue un libro por su cubierta.
    Cuando murió me di cuenta que no lloraba por él sino por las cosas que hacía.

    ResponderEliminar
  107. SUITE FRANCESA.
    Escribía no solo el relato en sí, sino también la reflexión que éste le inspiraba.
    Cualquier tema de conversación era como una zarza.
    Cautos, desconfiados, cerrados con dos vueltas como un tremendo armario.
    El adolescente no se compadece de las desgracias ajenas, no las ve, sólo se ve a sí mismo.
    En el mar ninguna onda tiene fisonomía propia sino que se confunden con las que le preceden y las que le siguen.
    Hay quienes esperan que vuelva el mismo hombre y quienes esperan que vuelva un hombre diferente al que se marchó.
    La buena educación sirve para corregir las reacciones instintivas de los seres humanos.
    Todos juzgamos a los demás según nuestro propio corazón.
    Lo que une o separa a los seres humanos es la manera de coger el cuchillo y el tenedor.
    La música es capaz de abolir las diferencias de dos seres humanos y tocar algo indestructible en su interior.
    Aquella mujer parecía atravesar las paredes con su mirada.
    Los seres humanos nos vendemos con mucha facilidad y la derrota despierta lo peor que hay en nosotros.
    Lo peor es la tierra de uno. En los demás sitios ni me odian ni me quieren.
    Necesitaba que una voz autorizada le dijera lo que convenía pensar.
    Como Nuestro Señor en este mundo cada uno tiene que llevar su cruz.
    Sus escrúpulos religiosos y el temor por su reputación lo mantenían alejado de lugares inconvenientes.

    ResponderEliminar
  108. DIARIO DE UNA MAESTRA.
    Ninguno de los dos encuentra palabras para abrir el silencio sin romperlo.
    No se puede andar mano sobre mano mientras todo anda patas arriba.
    No es fácil enfrentarse con el pasado y sustituirlo por el presente, sin ofender los sentimientos de los que se han quedado mirando atrás.
    Nuestra generación no recogerá los frutos de ésta cosecha.
    Tendré que defenderla contra ella misma de su generosidad.
    El corazón posee a veces algo que la cabeza no comprende.
    La incomprensión es la moneda con que paga el pueblo a los innovadores.
    Nadie hace lo que debe sino lo que quiere.
    No hay placer comparable en la vida al de orinar cuando se tiene ganas de hacerlo.
    Existen dolores que hacen brotar a nuestros labios la pregunta de si los merecemos. Pero sabemos perfectamente que no hallaremos respuesta a ésta pregunta. Así pues de nada sirve quejarnos. Más vale mostrarnos dignos de la causa que nos lo trae.
    Pensamiento de Rabindranath Tagore. << Cualquier idea es noble mientras exista un hombre capaz de morir por defenderla>>.
    No debe pasar el carro delante de los bueyes.
    Hace tiempo que el pan se cosía en el horno.

    ResponderEliminar
  109. EL VIAJE DEL ELEFANTE. .
    Para la coruja hasta los corujillos son bonitos.
    Nadie puede huir de su destino.
    No necesitaba que le dijeran todas las palabras para que entienda de qué se está hablando.
    En el mejor paño puede caer una mancha.
    En este viaje nadie podrá ir más deprisa que el más lento.
    No discutas con quien manda. Aprende a vivir.
    No todos los días aparecen en nuestra vida un elefante.
    Quien se mete por atajos nunca sale de sobresaltos.
    Una cosa buena que tiene la ignorancia es que nos defiende de los falsos saberes.
    Asunto sobre el que, no existe bibliografía.
    Que cada uno se ocupe de si mismo, mientras Dios se ocupa de todos.
    Todo está bien cuando bien acaba.
    Las mejores lecciones nos llegan siempre de la gente sencilla.
    Los elefantes piensan que es necesario tener mucha paciencia para soportar a los seres humanos.
    Quien cuenta un cuento no permite pasar sin añadir, un punto y a veces una coma.
    Cada uno es para lo que nació.
    Qué bonita es la nieve vista de detrás de la ventana.
    La historia de la humanidad es una interminable sucesión de ocasiones perdidas.
    Deberás hacer lo que yo te diga, pero no lo que yo haga.
    Cuando el cerebro divaga no nos damos cuenta de las distancias recorridas.
    Que cada uno mire por si mismo para que nos podamos salvar todos.
    De los árboles pintados no caen hojas.
    Al buen entendedor hasta media palabra le sobra.
    Preguntándole al abuelo que por qué se llamaba elefante al elefante, recibió la respuesta que era porque tenía trompa.
    Para llegar no siempre es necesario correr.
    Si todo el mundo hiciera lo que quiere, el mundo sería con certeza mejor.

    ResponderEliminar
  110. HISTORÍA DE UN CANALLA.
    Se lo que hice y también lo que debería haber hecho.
    Sus ojos parecían los de alguien que ya ha vivido varias vidas y está más cerca de la muerte que de la vida.
    Cada uno sabe lo que pasa en su casa.
    Todos estamos predispuestos a creernos nuestras propias mentiras, siempre y cuando nos favorezcan.
    Cuando el dinero falta los problemas afloran.
    La llegada de la muerte viene precedida de un olor especial.
    Nadie ha venido a contar si en el otro mundo se está mejor que en éste.
    Pascal: “El corazón tiene razones que la razón no entiende”.
    El mundo no se puede parar por las ovejas.
    Dejó que el silencio se instalara entre nosotros.
    Sus palabras parecían ofensivas, pero la manera de decirlas, parecía restar ese cariz.
    Hay un mundo de sombras desde donde se mueven los hilos de la historia.
    Sin cambios no hay progreso y para progresar hay que arriesgarse.
    Me sorprendía su capacidad para analizar la condición humana.
    Eres demasiado joven para beber como un desesperado.
    Deberías ser capaz de quedarte sólo contigo mismo en vez de huir de ti a través del alcohol.
    Si tú no te soportas los demás tampoco lo harán.

    ResponderEliminar
  111. Continuación de HISTORIA DE UN CANALLA.
    Resulta patético que a tu edad estés convirtiéndote en un borracho.
    Trabajas sucio para gente que quiere aparecer con las manos limpias.
    La vanidad es infinita y las mujeres son sensibles ante un hombre que dice amarlas.
    Seres para los que la vida no es más que lo que creen ver.
    Nadie manda en el sentimiento ni en las emociones.
    Los matrimonios se resquebrajan sin que haya una sola causa.
    En esos momentos no era capaz de encajar una broma.
    De una casa alquilada siempre te puedes escapar, pero de la tuya propia es más difícil.
    No hay nada que sea más duradero que un amor imposible.
    La costumbre puede resultar muy confortable.
    Las buenas amistades duran para siempre.
    Hay años que pasan más deprisa que otros.
    Desde hace algún tiempo me miro al espejo y me encuentro con un tipo al que me cuesta reconocer.
    Hay hombres que son una desgracia para las mujeres.
    Los medicamentos curan pero también matan.
    Tu malestar tiene que ver con el veneno que tú mismo destilas.
    Las enfermedades de la mente pueden tener un efecto demoledor sobre el cuerpo.

    ResponderEliminar
  112. EL IMÁN Y LA BRÚJULA.
    Nunca sé si es la compasión o el rencor lo que hace brillar su mirada.
    Abreviar y olvidarse era la única manera de reducir el peligro que ambos corrían.
    La mirada sabia de los que nacen con la capacidad de negociar con los restos de cualquier civilización
    Nunca ha soportado que le prohíban ni le ordenen nada.
    Algo se le queda a la mitad en algún momento de su vida
    Tengo la sensación de haber estado haciendo tiempo, durante estos años.
    No se hizo una guerra para hacer negocios, el verdadero negocio es la guerra.
    A veces donde termina la historia, comienza la leyenda.
    Veo menos que un carajo dentro de una caja fuerte.
    El reuma era cosa de sus mayores y ahora tiene que aceptarse como el mayor de todos ellos.
    Los años no resultaban una medida válida para calcular la edad.
    El oxido de la cadera le molesta un poco por la mañana.
    Decrece la fuerza del viento, aumenta la de la lluvia.

    ResponderEliminar
  113. MAL DE ESCUELA.
    Estadísticamente todo se explica, personalmente todo se complica.
    Llevaba a casa unos resultados tan lamentables, que no eran compensados por la música, ni por el deporte, ni, por actividad escolar alguna.
    Todo el mundo comprendía más deprisa que yo.
    De nuestra infancia sólo queda el canto de las cigarras y el color resinoso del sol.
    Las palabras del profesor son troncos flotantes a los que el mal alumno se agarra, en un rio cuya corriente le arrastra hacia las grandes cataratas.
    La soledad del zoquete es su vergüenza por no hacer nunca lo debido.
    Suponía añadir la insolencia a la nulidad.
    Nada ocurre según lo previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.
    Es insuficiente el esparadrapo en la herida que no va a cicatrizar totalmente.
    Es que usted no se da cuenta de que tengo doce años y medio y todavía no he hecho nada.
    El porvenir profesional sonreirá a poca gente en nuestras latitudes.
    Enseñar es volver a empezar hasta nuestra necesaria desaparición como profesor.
    Todo un año de escolaridad fastidiado es la eternidad en un jarro de cristal.
    La escuela tenía que abrirse a la publicidad puesto que acabaría siendo un tipo de información.
    Hacer pasar a la escuela por un lugar criminógeno es, un crimen insensato contra la escuela.
    Marivaux: En este mundo hay que ser demasiado bueno para serlo bastante.
    Se maravillaba siempre de lo que sabíamos a pesar de todo.
    No le tomábamos el pelo con el reconocimiento de nuestra ignorancia.
    Dedico aquel año a sacarnos del abismo de nuestra ignorancia
    La familia se encargaba de su educación, la escuela de su instrucción.
    Saber a cambio de trabajo, conocimiento a cambio de esfuerzo, vagas promesas de porvenir a cambio de una plena presencia escolar.
    No se satisfacen deseos superficiales por medio de regalos, se satisfacen necesidades fundamentales por medio de obligaciones.
    Siempre exigiendo explicaciones en vez de proporcionar resultados.
    Los profes no están formados para la colisión entre el saber y la ignorancia.

    ResponderEliminar
  114. SEPTIEMBRE
    La discreción es la mejor parte del valor.
    Una cosa es hacer fortuna con capital ajeno y otra muy diferente exponer el dinero propio.
    Había desaparecido la única persona en el mundo con la que no había que fingir o disimular.
    Cuanto más viejo te haces más trabajo tienes y más deprisa pasa el tiempo.
    Era agradable que las cosas no cambiaran mucho.
    La pena es una cosa muy curiosa porque no tienes que cargar con ella toda la vida.
    Aquella pequeña vida la asumía en un estado de inefable asombro.
    No se echa de menos lo que nunca se tuvo.
    El pasado es hermoso porque uno recuerda sólo las cosas buenas.
    Los lugares sin gente son siempre como estaciones sin trenes.
    Lo que no se puede curar se tiene que aguantar.
    Las madres saben muchas cosas de sus hijos.
    No hay nada como un poco de dinero para que los hombres pongan ojos tiernos a una chica.
    La experiencia deja huella, traza surcos, marca arrugas y apaga el brillo del cabello.
    Seguiría haciendo lo que siempre había hecho, observar y no meterse en nada.
    Siempre hay algún pobre diablo que está peor que tú.
    El dinero es un hermoso artículo que escasea.
    Habría sido mejor no pelearse y ahorrarse semanas de sufrimiento.
    De nada sirve preocuparse cuando no se puede hacer nada.
    La gente busca consuelo en los viejos amigos.
    No se puede escapar de la realidad como no se puede escapar de la culpa.
    Nunca se habría alegrado tanto de marcharse de un sitio.
    La senilidad no perdona a nadie.
    El dinero es la causa de la mayoría de las peleas familiares.
    La felicidad consiste en sacarle el máximo partido a lo que tienes y la riqueza en sacárselo a lo que te compras.
    El dinero no importa únicamente cuando lo tienes en abundancia.

    ResponderEliminar
  115. Continuación SEPTIEMBRE.
    La hierba siempre es más verde al otro lado de la colina.
    Una cadena es tan fuerte como el más débil de sus eslabones.
    El que nunca se equivoca es que nunca hace nada.
    No quería un hijo porque le daba miedo el parto.

    ResponderEliminar
  116. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  117. EL UNIVERSO MÍNIMO.
    La vida es un motivo para construir un mundo mejor.
    El cuerpo se ensanchaba y las ideas se oprimían.
    La muerte fue el último y más leal de los conocimientos.
    Creía ver que caminaba a ciegas.
    Escucha a tus huesos dales lo que te piden.
    Tendía a retorcer la realidad para justificar sus decisiones, su parálisis o su modo de vida.
    Vestía como vestía porque pensaba cómo pensaba.
    Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces.
    La vida es algo más que unos padres que vivieran juntos.
    Parece que el sufrimiento le hubiera pegado la piel a los huesos.
    Lástima que la humanidad tuviera que esperar hasta el último momento para darse cuenta de lo importante.
    Sólo se aprendía todo al final, cuando ya no había tiempo para más.
    La verdad sólo podía estar escrita en las estrellas.
    A la velocidad de la luz elevada a la enésima potencia (en un suspiro).
    El padre la quiso sin condiciones.
    Ninguno consiguió estremecerla lo suficiente.
    La especulación inmobiliaria y los turistas hirieron de muerte el paisaje de la isla entera.
    Era la desmesura en cualquier asunto que estuviese metido.
    Adoraba a quienes sabían más que él.
    Insignificante ectoplasma de un sistema superior eso son los seres humanos.
    Es preferible delinquir a resignarse a aceptar un destino de infortunio.
    El mundo es demasiado cruel para la ingenuidad de una criatura.
    Se dedicaba a enaltecer a los futbolistas y ningunear el pensamiento.
    Dio por perdida la esperanza de que el hijo alcanzara mérito alguno.
    Así cumplía con la cuota de cultura que se atribuía a su estatus social.
    No escuchaba nunca prefería hablar siempre.

    ResponderEliminar
  118. continuación UNIVERSO MÍNIMO.
    Vivía lentamente, ahuyentando los achaques cómo podía a la espera de la puesta de sol definitiva.
    Aprendió a dar la razón siempre, como toma de contacto.
    El objetivo real de la industria farmacéutica siempre fueron, los beneficios, nunca la curación.

    ResponderEliminar
  119. LA NIETA DEL SEÑOR LINH.
    Nunca olvidará el mudo sabor de aquella primera sopa que toma sin ganas.
    Un país donde los nombres no significan nada es un país muy extraño.
    A veces hace una larga pausa, como si fuera a buscar las palabras en lo más profundo de sí mismo y le costara encontrarlas.

    ResponderEliminar
  120. AMAGÍ.
    Hasta el más mínimo incidente te puede transformar nuestra efímera existencia.
    Mi regalo es muy insignificante pero tu alegría lo ha engrandecido.
    No quería ver pasar la vida ante sus ojos como un río, sino zambullirse en ella.
    Enigma: ¡Que es aquello que estando en el lado izquierdo tiene todo el derecho sobre nuestras decisiones!
    Por muy larga que sea la noche el sol siempre volverá a brillar en el horizonte.
    Muchas veces los abismos solo existen en nuestra mente.
    No permitas que las hienas del pasado y el abismo del futuro te impidan ser feliz.
    Pasarían muchos años hasta que aprendiera a decir << no>> cuando quería decir <>
    Le miraba como la serpiente que hipnotiza a su presa antes de devorarla.
    La belleza del mundo no es visible para las mentes afligidas.
    El maestro solo aparece cuando el alumno está preparado.
    Descubrió que estaba enjaulado en su cuerpo.
    A veces la inteligencia está en hacerse el ingenuo.
    Las cadenas no atan mentes solo manos.
    Los sabios son las personas que dejan pasar la luz a través de ellos.
    Tu mente no es ningún vertedero, procura no guardar la basura de los demás.
    A veces pararte para reflexionar puede salvarte la vida.
    El odio es solo una muestra de falta de inteligencia.
    Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.
    El arroyo que brota de la cumbre del ser nadie puede provocarlo y nadie puede retenerlo.
    A veces en la vida, nuestras mayores dificultades se transforman en oportunidades.
    Las preguntas se clavaban en el pecho hasta hacerlo sangrar.
    Se dormir cuando comienza la tormenta.


    ResponderEliminar
  121. Continuación de AMAGÍ
    Terrible sería desperdiciar la vida fingiendo ser un cordero manso cuando realmente se es un toro bravo.
    Quien vuela hacia el sol también puede fundir las alas.
    Después de nacer como humano lo más importante es aprender a ser humano.
    El éxito no es una meta es una travesía.
    La perseverancia gota a gota horada hasta el más petrificado de los corazones.
    La madre siempre favorece al que se encuentra trabajando.
    Siempre es conveniente pasar por la prueba de los tres tamices; es decir: si lo que se va a hablar no es cierto, ni cariñoso, ni tiene utilidad es mejor que lo destierre de sus labios.
    El porvenir recibe su nombre porque no acaba de llegar jamás.
    El fracaso consiste en el miedo a intentarlo.
    Que nadie le diga lo que debe hacer el hombre que ya ha escogido cual será su destino.
    Se refugiaba en su trabajo como un ermitaño en su guarida.
    La práctica es la mejor de las maestras.
    No se puede ocultar el sol con un dedo.
    Ley universal que rige el mundo: haz a los demás aquello que deseas que te hagan a ti.
    La reconciliación es más dulce que el resarcimiento.
    La muerte es insobornable.
    Enséñale a construir un puente con las piedras que obstruye su camino.
    Jamás creyeron posible que fueran derribados por la vejez que tan lejos se les antojaba.
    La vida tiene un único sentido: ir hacia adelante.
    Es ley de este mundo que todo aquel que vino ha de marcharse.
    El ave que se alimenta de las hormigas será devorada por ellas al morir.
    No existe mejor remedio para la mente atormentada que tener pensamientos positivos.
    No podía creer que la vida se estuviera escapando ante sus ojos.

    ResponderEliminar
  122. Continuación AMAGÍ
    Soñar es importante, pero despertar lo es aún más.
    Tan solo estamos vivos mientras somos felices; el resto del tiempo morimos lentamente.
    Justo cuando la noche es más oscura es que va a amanecer.
    La belleza no está en el objeto sino en la mirada.

    Frases de una segunda lectura de AMAGÍ
    Disfrutaba de la vida sin reparar en cada detalle miserablemente.
    La vida es una aventura peligrosa que comienza donde termina nuestra rutina.
    Cuando uno se siente saludable y el cuerpo lo acompaña, todo el mundo parece lleno de luces y colores.
    El rio siempre es el mismo pero su agua es distinta.
    Nadie dura eternamente, ni siquiera las dificultades.
    Nada iba a ser fácil ni regalado; todo había que alcanzarlo con sacrificio.
    Las personas siempre reciben lo que esperan recibir.
    El pez solo descubre la existencia del agua cuando sale de ella.
    El porvenir es solo un lugar donde almacenamos los sueños.
    Que nadie le diga lo que debe hacer al hombre que ya ha elegido cual será su destino.
    Advierten las escrituras que no se puede amurallar el mar.
    Vino a este mundo con las manos vacías y se marcha con las manos vacías.
    El cofre de los problemas: estaba vacío porque los problemas no existen en la vida real, solo en la mente del hombre.
    ¡No había recibido nada de lo que quería! ¡Pero había recibido todo lo que necesitaba!

    ResponderEliminar
  123. TESTIMONIO MATERNO.
    - La libertad es más preciada que el oro.
    - La conciencia no es más que un vacio cuántico.
    -El peor mal del siglo la pasión por el poder y por el dinero.
    -La libertad es un valor superior a la vida.
    -Lo esencial del hombre, lo que más le diferencia del animal es saber que tiene que morir.
    -La conciencia no es más que un vacío cuántico.
    - Nunca ocurre nada tan importante en la vida qué valga la pena perderla.
    - Razones más importantes de insolidaridad humana cobardía y compasión

    ResponderEliminar
  124. TESTIMONIO MATERNO.RECOMENDACIONES LITERARIAS.
    LIBROS Y AUTORES.
    -La tercera ola. AlvinToffler.
    -Un átomo de sabiduría. Bernard d´ Espagnat.
    -El espejo vacio. Javillle van Heterin.
    -Verdad y mentiras de los gurús. Ramiro A. Calle.
    -Verdad y mentira del tercer ojo. Mismo autor.
    -El rostro oculto de la mente. Oscar G. Toledo.
    -Conciencia-energía. Thérese Brosse.
    -El espíritu de la bóveda. Arthur Koestler.
    -El sentido de la alquimia. Antonio Costa Gómez.
    -El niño clónico. A su imagen. David. M: Rorvik.
    El libro del más acá. D. Caballero
    -El rostro oculto de la muerte. Oscar. G. Quevedo

    ResponderEliminar

  125. lA CASA LERCARO.
    ¿Quién está ahí? Preguntó al oscuro silencio.
    Curtido en mil batallas nada podía sorprenderle.
    Se trataba de un sacrificio asumible a su edad.
    Un beso no dado a tiempo puede ser motivo de arrepentimiento.
    Existe algo que transciende más allá de lo humano.
    La fugacidad del tiempo aparece en toda su crudeza.
    Después de la muerte, la personalidad sigue evolucionando en un mundo donde no existe el tiempo ni el espacio.
    Pasó un minuto en que no se escuchó otra cosa que el silencio.
    Está a la distancia de un billete de avión.
    Aquel tipo era un cabrón con todas sus letras.
    No siempre los documentos nos cuentan la vida de las personas.
    Pone el ojo allí donde se nos escapa a los demás.

    ResponderEliminar
  126. LOS AMORES PERDIDOS.
    Se tragaba el amor que a continuación se le volvía a escurrir por las costuras.
    Lo sintió tan ajeno que tuvo la certidumbre de que vivía en otro mundo y a una hora distinta.
    Escondiéndose de la hipocresía del mundo que lo había prescrito como persona.
    Comenzó a darle a la hija el amor que no había podido darle a la madre, haciendo de padre, de compañero de juegos y de maestro.
    Tenía la mirada perdida en el horizonte de su paz imperturbable.
    * * *
    Gente sin dobles, que continuaban teniendo a orgullo el cuidado de sus ancianos y enfermos.
    El refugio que encontraba en los libros era sucedáneo del que no encontraba en su corazón ni en las personas.
    A este puerco mundo se viene a lamer la mano que ofrece las migajas.
    Los hijos no descansan hasta poner en orden las piezas que los padres se han dejado fuera de su sitio.
    Cuanto mayor fuera la dificultad con mayor aplomo y más serenidad la afrontaba.
    * * *
    No le quedaría tiempo para pensar, que era justo lo que creía necesitar.
    Si supiera lo que busco lo habría encontrado ya.
    La recompensa la cobra cada guardia en su corazón o la deja sin cobrar.
    Le faltaba de todo, pero se sentía tan libre y feliz que le costaba creer que fuera verdad.
    Al mirar atrás, el error que más duele es el de haber dejado algo por hacer.
    La única parte del amor que nos corresponde es nuestros sentimientos.

    ResponderEliminar
  127. UN PUENTE SOBRE EL DRINA.
    Bajo mi tilo no hay sombra.
    Las personas que no hacen las cosas por sí mismas pierden la paciencia con facilidad e incurren en errores cuando juzgan el trabajo ajeno.
    Nada une más a los hombres que sobrevivir juntos felizmente a una desgracia.
    El olvido lo cura todo, y cantar es la mejor manera de olvidar.
    Siempre dispuesto a decir y defender lo que otros consideran que es mejor callar.
    La habilidad en el hablar no era menor que su belleza.
    Jamás habían destacado por tener grandes posesiones sino por su honradez y franqueza.
    Era un hombre que con la edad ha aprendido a ocultar con bromas las preocupaciones y los propios pensamientos.
    Lo que más sorprendía era la laboriosidad infatigable y constante con la que emprendía la ejecución de las tareas.
    La vida es más importante y turgente que la forma en que se vive.
    La desgracia de las personas desgraciadas reside en que las cosas que pueden ser imposibles y veladas para ellos, por un instante son fáciles y alcanzables.
    No tiene necesidad de ser ni de parecer algo diferente.
    Cuánto más envejecía más estima sentía por sí mismo y menos por los acontecimientos.
    Se burlan de todo socarrona y acremente desde la superioridad de su ignorancia.
    Se enorgullecía de lo que ignoraban y se entusiasmaban con lo que estaba fuera de su alcance.
    Para los amantes el tiempo es siempre corto, ninguna senda le resulta bastante larga.
    El hombre sufre por los siglos de los siglos y jamás posee lo que necesita.
    El hombre olvida con facilidad las cosas de las que no quiere hablar.
    La vejez ha llegado y con ella una época difícil.
    Dales todo y quítales la salud, y como si nada les hubieras dado.
    En esta tierra no puede haber bondad sin odio ni grandeza sin envidia

    ResponderEliminar
  128. STEPHEN HAWKING. Una vida para la ciencia.
    Proporcionar respuestas inteligentes a una serie de obtusas preguntas.
    Había decidido que después de todo no iba a morir tan rápidamente como los médicos le habían predicho.
    La Cosmología puede ser estudiada usando sólo la mente.
    Según las predicciones médicas, ya estaba viviendo con tiempo prestado.
    Los años sesenta fueron una magnífica época para vivir y ser joven.
    A las instituciones académicas no le gustaba manejar su dinero con excesiva largueza.
    No debemos de preocuparnos si descubrimos que esto es incomprensible.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU COLABORACIÓN